728x90 AdSpace

 

Vamos a ver el ABC de las 6 faenas esenciales de la jardinería.

1- Sembrar

  • No sembrar las plantas en espacios restringidos: El espacio que selecciones debe permitir el crecimiento de la planta sin restricciones hasta alcanzar su máximo esplendor.
  • Plantar en agujeros suficientemente anchos: Antes de sembrar elimina todas las malas hierbas y semillas de estas presentes alrededor del espacio donde decidiste plantar.
  • Revuelve toda la tierra y mézclala con abonos preferentemente de origen natural como la turba, el estiércol y el compost. Evita en esta etapa el uso de fertilizantes inorgánicos.
  • Después de abonada bien la tierra, excava el hueco donde vas a sembrar.
  • Si vas a plantar un árbol no olvides introducir junto a él en el hoyo una estaca para sostenerlo en posición vertical luego de sembrado hasta que se reafirmen sus raíces.

2- Regar

La habilidad y práctica necesaria para un efectivo riego de tus plantas, se logra luego de largas jornadas de trabajo donde aprenderás constantemente de tus errores. No obstante te doy los siguientes consejos:
  • No desatender el riego durante el primer año ya que las raíces de la planta aún no han profundizado lo suficiente como para suministrarse por si mismas el agua necesaria para su desarrollo.
  • Es mejor regar las plantas temprano en la mañana o cayendo la tarde para que el sol no seque la humedad.
  • Las plantas a la intemperie y sometidas más directamente a los rayos solares y al viento, requieren de mayor cantidad de agua.
  • Evita que se humedezcan las flores cuando riegas ya que acortarás su durabilidad.
  • Ante la duda, es preferible pecar por defecto que por exceso, o sea, las plantas resisten más tiempo con falta de agua que si le sobra.

3- Fertilizar

  • Abona todos los años tus plantas.
  • El mejor fertilizante para tus plantaciones lo constituye la combinación de abonos orgánicos con los abonos minerales.
  • La mejor temporada para fertilizar tus plantas con abono orgánico es el otoño o el invierno.
  • Expande por el suelo una capa de entre 2 y 3 cm de grosor y entiérrala superficialmente con una pala, si se trata de guano el estrato será algo más fino.
  • Posteriormente con una frecuencia de 1 a 2 meses, agrega puñados de fertilizante mineral corriente en la base de tus cultivos. Algunos abonos minerales demoran más en aportar los nutrientes, en estos casos su administración se hace menos frecuente.
  • Adiciona a la tierra micro nutrientes ricos en hierro cada mes para asegurar un saludable color verde de las hojas y ramas.
  • Una buena frecuencia de abono para el césped es cada 4 meses.

4- Combatir las malas hierbas

  • Utiliza redes anti yerbas siempre que te lo permita el tipo de planta sembrada y el terreno.
  • Haz uso alrededor de la base de las plantas de rellenos de materiales como la gravilla, turba y cortezas de pino, esto evitará la germinación de las semillas de las yerbas malas.
  • Las malas hierbas más difíciles de eliminar han de ser arrancadas con la mano. Con el tiempo las irás debilitando hasta que dejarán de brotar.
  • Si vas a desyerbar el terreno, asegúrate de regar el día anterior para que encuentres el suelo blando y te sean más fáciles realizar este procedimiento.

5- Podar

Podar no solo constituye un elemento decorativo, sino que asegura la salud en las plantas. Cuando podamos debemos estar atentos a eliminar:
  • Ramas enfermas, que se hayan secado o estén rotas
  • Aquellos gajos que interfieran con las vías de circulación de las personas
  • Ramificaciones excesivamente grandes
  • Retoños desde las raíces
  • Frutos podridos y flores marchitas

6- Combatir enfermedades y plagas

  • Una correcta aplicación de las 5 labores anteriores garantiza que tengas plantas fuertes y robustas, por lo tanto más resistentes al ataque de insectos y otras plagas.
  • Un examen minucioso de las hojas en busca de cambio de coloración y otras anomalías, puede ser vital para prevenir la generalización de enfermedades.
  • Utiliza los insecticidas y fungicidas de manera inteligente basándote en la experiencia de que plagas han afectado anteriormente a tus plantas.
  • Los insectos y otros animales dañinos los atrapas con la mano.
  • Usa las mariquitas como control natural contra ciertos ataques de plagas como el pulgón.
  • Todas las hojas y ramas atacadas por hongos deben ser cortadas y quemadas.
Muy bien, por aquí vamos terminando con estos trucos especiales de jardinería, que disfrutes tu jardín.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top