728x90 AdSpace

 

La madera es uno de los materiales que más presencia tiene en el mobiliario y otras partes de nuestros hogares, por esta causa es importante para todos conocer la mejor manera de proteger los muebles, ventanas, puertas y otros elementos hogareños hechos con este material contra los agentes externos que pueden causar su deterioro.

Además, protegiendo el mobiliario de madera del deterioro, alargamos su vida útil y podemos disfrutar por mayor tiempo de la belleza que imprime a los espacios este material, convirtiendo a todo recinto en un lugar mucho más acogedor para la familia y evitándole gastos en la compra de un nuevo mobiliario.
Los daños más frecuentes que pueden ocurrir en muebles y otros artículos de madera son los causados por la humedad, los insectos y esfuerzos mecánicos.

Productos para proteger la madera

En el mercado es posible encontrar diversidad de productos de gran eficacia para proteger la madera contra la humedad e insectos de todo tipo. Por lo general cada fabricante indica la dosificación necesaria y la frecuencia de uso para asegurar que la madera se encuentre siempre protegida contra estos agentes.

Los productos para resguardar los muebles de la acción de la humedad se denominan hidrófugos, mientras que para defenderlos contra el daño que provocan algunos seres vivos están los insecticidas para combatir insectos como las carcomas y los fungicidas contra la acción perjudicial que ocasionan algunas clases de hongos. También podemos encontrar los pigmentos, estos último tienen la propiedad de proteger la madera de la acción de los rayos solares en muebles colocados en exteriores.

Antes de comprar cualquiera de estos productos debes asegurarte de que sus aplicaciones sean las indicadas para el tipo de muebles de madera que tienes en tu hogar de manera tal que:
  • Sean aplicables a la madera con la cual están fabricados tus muebles.
  • Su impacto negativo al medio ambiente sea nulo o mínimo.
  • Se adapten a la pintura, cera o barniz del mobiliario.
  • No tengan olores fuertes y desagradables.
  • Su condición protectora sea de larga duración.
Los consejos que a continuación te daremos te ayudarán a conservar por mucho tiempo tus muebles como si fueran nuevos.

Protección de muebles de madera situados en exteriores

Los muebles de madera situados a la intemperie tienen dos enemigos fundamentales, la lluvia y el sol. Los rayos solares hacen que la madera pierda su belleza y coloración natural por eso es recomendable usar los pigmentos especiales o pinturas porosas para que mantengan su apariencia natural y no sean afectados por los rayos del sol.
Frente a los riesgos del sol, en muebles ubicados en el exterior, hay pinturas porosas ideales para su cuidado.

La humedad agrieta la madera y la hincha deformándola conspirando contra el correcto acople de tornillos y otros mecanismos de sujeción. Por otra parte favorece la aparición de hongos y la proliferación de insectos que atacan a la madera.

En los países templados el otoño es la temporada es la temporada más húmeda y cuando deberás extremar los cuidados sobre tus muebles, en los países tropicales aunque llueve casi todo el año, los meses de mayores lluvias son Abril y Mayo. No dejes de emplear las sustancias hidrófugas, insecticidas y fungicidas para mantenerlos protegidos de la acción perjudicial de estos elementos.

Combatiendo a insectos y hongos

Cuando la madera está bajo ataque de los insectos aparecen orificios sobre su superficie. Las carcomas son uno de los insectos que más gusta de la madera, y como su acción es desde adentro al observar los orificios en la madera es necesario que se actúe rápidamente para evitar que se propaguen al resto del mobiliario.
El tratamiento indicado en estos casos es con insecticidas. Se recomienda después de aplicar el producto, aislar el mueble en algún rincón de la casa como mínimo un mes y cubierto de una manta de polietileno.

Roturas y arañazos

Los enemigos más acérrimos de los muebles son las mascotas y los niños, pues suelen saltar y maltratarlos si nos los educamos correctamente. Ante este tipo de señales de deterioro en el mercado encontrarás diversos tipos de masillas para disimular rasguños y tapar roturas menores en el mobiliario.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top