728x90 AdSpace

 

En los tiempos actuales, la lectura recreativa y también el estudio pueden quedar relegados a espacios inapropiados, con ruidos molestos, distracciones visuales, insuficiente iluminación o lugares incómodos. Por ello es conveniente contar con una habitación o sala de lectura, o al menos una división dedicada a esta actividad, con los accesorios adecuados y una decoración acorde.
No es necesario hacer grandes gastos, basta con acondicionar un lugar poco aprovechado como un desván, o garage, o bien emplear un sitio del propio salón principal; efectuando la separación con el librero o biblioteca.

No se requiere contar con muebles numerosos, sino que con tres o cuatro elementos queda bien equipada la sala para leer. En primer lugar hay que asegurar la comodidad, pues se pueden pasar aquí largas horas y se deben evitar problemas de espalda o dolores de cabeza por una postura incorrecta.
Conviene entonces optar por sofás con posapies, o sillones con respaldo alto, no es necesario que sean muy sofisticados, no obstante en el mercado existen variedad de diseños y tonos para elegir.

Otro elemento importante es el librero, el cual tiene que ser accesible y seguro para contener los libros suficientes al alcance de la mano y soportando el peso y tamaño de los diferentes volúmenes. Puede ser un mueble o biblioteca, o también basta con estanterías amuradas.
También se puede agregar un escritorio para poder escribir o para apoyar varios libros a consultar. La iluminación natural es ideal, mediante ventanas suficientes, pero asimismo es importante tener lámparas, ya sea de pie o de escritorio ajustables en varias posiciones.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top