728x90 AdSpace

 

Las plantas enredaderas o también conocidas como trepadoras pueden emplearse como una agradable y colorida decoración para cubrir una pared o muro, una pérgola, o simplemente para limitar la vista hacia nuestra casa o jardín. Podemos utilizar las enredaderas o trepadoras ya sean las de tipo ornamental o las frutales; ambas nos brindan sombra, alegría y hasta frutos comestibles para la casa.
Acá te recomendamos las más comúnmente sembradas en todo tipo de terraza, patio, porche o jardín.

Trepadoras frutales

Kiwi

Es una enredadera corpulenta que llega a alcanzar los 9 metros de longitud nativa de Nueva Zelanda. Su fruta crece hasta 6.25 cm y posee una pulpa sustanciosa y exquisita de un sabor semi-ácido que puede emplearse en la elaboración de mermeladas, tartas o pays.
Como dato curioso, sólo se logran frutos de las enredaderas cuando se siembran juntos hembra y macho, de lo contrario solo se puede utilizar como planta ornamental.

Maracuya

Las cepas de estas trepadoras oriundas de Brasil son de raíces poco profundas y se enredan por medio de zarcillos. Su fruta llega a alcanzar de 4 a 7.5 cm de ancho y posee una cáscara dura y lisa, que varía su color desde púrpura oscuro a amarillo claro. Su sabor es atrayente con un aroma que va de semi ácido a ácido. Los frutos, además de comerse, se emplean para preparar jugos, ensaladas de frutas, mermeladas y postres.

Como dato curioso esta fruta es también conocida como fruta de la pasión.

Vid

Requiere de un clima caluroso para su cultivo. De la fermentación de su fruta obtenemos el vino, bebida refrescante del agrado y consumo de gran parte de la población mundial.
Según estudios realizados, se considera que la uva fue la primera fruta plantada por el hombre la cual se puede degustar como fruta o puede emplear para la confección de postres, refrescos y vinos.
Trepadoras ornamentales
Bugambilia

Es una enredadera de hojas pequeñas; las flores pueden variar de color desde púrpura, rojas, o amarillas hasta blancas. Pueden llegar a alcanzar hasta 3 m de longitud y prefieren el sol, de sus flores se obtiene un té para tratamientos para la tos y enfermedades de las vías respiratorias.

Hiedra

Es una planta de hojas inmortales que llega a alcanzar hasta 50 m de longitud, su fruta es una baya negra la cual es venenosa. Con esta planta podemos cubrir una pared teniendo en cuenta que debe sembrarse en lugares de escasa luz solar.
Y por último recordarte que la siembra de plantas trepadoras o enredaderas requiere de cierta atención, selecciona con esmero el lugar donde las vayas a plantar, riégualas; periódicamente y verás como tu jardín se llena de tonalidades y quién sabe, hasta de frutos.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top