728x90 AdSpace

 

¿Quieres hacer pequeñas decoraciones en tu casa y que no te conlleven a gastos excesivos de dinero? Empleando las técnicas del bordado podemos embellecer tapices, cojines, manteles, cortinas, alfombras, etc; y logramos dar la imagen en nuestro hogar de una reciente decoración.
Los bordados, categorizados como faenas artesanales tienen propósitos utilitarios y decorativos. Sus puntadas más empleadas son las de cadeneta, de manta, de pluma, etc. y se hacen con hilos ya sean de lana, algodón, seda y lino.

Cojín y cubre respaldo para el sofá

Para confeccionar un cubre respaldo y un práctico cojín podemos seleccionar como tema un estampado de flores. Si reciclamos un cojín antiguo que ya no sabemos qué hacer con él y lo forramos con alguna tela preferiblemente de un color claro para que resalte nuestro trabajo manual, nos libramos de la compra del almohadón. Recuerda revestirlo una vez que hayas confeccionado su bordado. Las puntadas cadenetas, punto de bucle, punto atrás, y al paso, fáciles de hacer o en su defecto aprender; nos ayudan a lograr una decoración exclusiva en nuestro recibidor con esta técnica muy de moda por estos días.

Al cubre respaldo, una vez bordado con la misma imagen que el cojín; puedes darle la terminación final con un encaje de bolsillo.
Toallas individuales
Ya sea para la cocina o el tocador las toallas; muy útiles en el hogar, podemos bordarlas con alguna imagen marinera o frutal, en dependencia de donde las coloquemos, empleando la puntuda punto atrás.
Refinado mantel de mesa
Para las grandes ocasiones podemos confeccionar un primoroso mantel en tela delgada que se bordará con una imagen de delicadas enredaderas en punto de sombra que pueden acompañarse de sus servilletas.
Esta práctica, de surgimiento milenario, continúa entre las preferencias de los gustos más refinados no solo para decoración de interiores sino también para las prendas de vestir y otros elementos de la casa.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top