728x90 AdSpace

 

Casi nadie quiere llegar a viejo pero, si lo piensas bien, qué seríamos si no tuviéramos una abuela o un abuelo cerca, ¿verdad? La ancianidad es un don de Dios pues significa que has podido vivir muchos años, en los que la experiencia y la utilidad que le hayas dado a tu vida te valdrán para sentirte feliz y ayudar a todos cuantos podamos. 

De esa memoria milenaria, sabiduría que jamás podrá borrar la más moderna tecnología, traigo hoy unos trucos que seguramente en algún momento te sacarán de apuro y podrás también compartir con amigos y familiares. Ya verás. La abuela dice que si tienes tus cadenas de oro sucias y quieres que vuelvan a estar como nuevas:
  • prepara una botella con agua y bicarbonato,
  • échalas ahí,
  • tapa el recipiente y
  • sacúdelo vigorosamente.
  • Luego enjuagas tus prendas en agua limpia y todos creerán que acabas de comprártelas en una joyería de lujo.
Su brillo te asombrará.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top