728x90 AdSpace

 

En el Día de la Tierra es bueno tomar en cuenta un tema para el cuidado de nuestra única y contaminada nave espacial, La Tierra. La biodegradabilidad es la facilidad que tienen algunas materias de volver a integrarse a la tierra por el intercambio con el medio ambiente. Toda materia cuenta de un tiempo limitado de existencia y su degradación varía en dependencia de los componentes que formen su estructura.
Nuestro comportamiento influye en la conservación del planeta, cuando votamos una cáscara, un papel, una colilla de cigarro, un envase de plástico, etc; estos desechos pueden tardar desde días hasta años para descomponerse y volver a iniciar los ciclos de las materias.

A pesar del daño medio ambiental que suele tener el uso excesivo de materiales no biodegradables, la mayoría de las compañías comerciales continúan empleando para la comercialización de sus productos envases confeccionados con materiales como las latas, los nylons, y los plásticos.
Los artículos y envases de pláticos por su utilidad y confort se han convertido en algo imprescindible para nuestra vida diaria y sin darnos cuenta de alguna manera repercutimos en el impacto ambiental que provoca el desecho desde un vaso de plástico, una bolsa o una botella de refresco.

Modernas compañias que fabrican envases de plásticos han creado una innovadora técnica que permite la confección mediante productos naturales como el almidón, el maíz, la papa y hasta las bacterias; de artículos de plásticos biodegradables para miniminzar los daños medioambientales ya que se degradan con mayor facilidad que los plásticos síntéticos convencionales.
Estas interesantes variantes se encuentran en uso en las más importantes compañias comerciales del mundo que trabajan en pos de minimizar su impacto ambiental y social.

Los intentos de encontrar una solución a los efectos ambientales son muy favorables pero estas técnicas desarrolladas con materias primas renovables tienen elevados valores de producción que hacen imposible generalizar su utilización.
Por eso es de vital importancia que todos adquiramos una conducta social encaminada en la conservación de nuestro planeta. Para un mejor conocimiento medio ambiental, te relacionamos los períodos de descomposición de algunos de los productos de uso más común.
  • Cáscaras de frutas y vegetales: Entre dos días y seis meses, en dependencia de la fruta o vegetal.
  • Artículos de nylon: Entre treinta y cinco y cuarenta y cinco años.
  • Artículos de cartón y plástico: Entre cinco y seis años.
  • Artículos de cuero: Entre treinta y cuarenta años.
  • Artículos de papel: Entre tres y seis meses.
  • Telas de algodón: Entre dos y seis meses.
  • Telas de lana: Entre dos y seis años.
Así que ya sabes, más allá del Día de la Tierra, aplica este comportamiento ecológico en tu casa y recomiéndalo a tus amigos y familiares. Apoya a las empresas que emplean productos biodegradables y que se comportan con responsabilidad social en el tema del cuidado del medio ambiente.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top