728x90 AdSpace

 

Existen variadas clases de césped que puedes plantar en tu jardín, en algunas ocasiones, las plantas nativas pueden progresar primero y paralizar el desarrollo de tu césped. Pero una vez que tengas precauciones alcanzarás tener un excelente césped, bien verde y sin malas hierbas.

¿Qué clase de césped sembrar en el jardín?

  • Dichondra
Hermosísima planta tapiz semejante al Trifolio, de pequeñitas hojas redondas que puede emplearse para forrar grandes extensiones de jardín. Posee entre 5 y 15 centímetros de alto y no se aconseja su plantación en países fríos pues sus hojas cambian de coloración ante las bajas temperaturas.
Necesita menor cantidad de agua que el césped por lo que un regadío cada 5 ó 6 días en verano es la cuantía apropiada para mantenerla verde y bien cuidada.

Esta planta forma una especie de tapiz que demanda de muy pocas podas, si acaso una siega mensual y las etapas del año idóneas para su siembra son en los meses de mayo y octubre.
Para sembrarla primero debes arreglar el terreno, arar, apartar las malas hierbas, aplicar abonos y comenzar a plantar las semillas en cantidades de 6 gramos por cada un metro cuadrado.
  • Grama Brasileña
Tipo de césped muy tupido, de contextura gorda y de una tonalidad verde claro. Crea una cobertura esponjosa muy agradable y decorativa que por lo estrecho de su estructura, impide el desarrollo de malas hierbas. Se acomoda a las sombras, resiste circulación sobre ella y posee una muy buena capacidad de autorecuperación ante diferentes daños.
Desarrolla una clase de césped muy popular debido a su fuerza, firmeza ante el uso y la capacidad de enfrentar enérgicamente las plagas y enfermedades, además de su acomodo ante la ausencia de luz solar. Demanda de bajos niveles de fertilizantes durante la primavera y luego en el verano.
  • Rye Grass
Conocido como césped perpetuo, solicita un resembrado en la etapa invernal.
Esta clase de césped posee una tonalidad de verde bien fuerte, por lo que luce muy bien durante el transcurso del año. Al lograr mantenerse bien enérgico casi todo el tiempo, es excelente si deseas alcanzar un césped bien verde en la estación más fría del año. Su atención es corriente, en su regadío muestra imposición ante el desarrollo de malas hierbas, y tolera los rayos del sol si se atiende y se riega sistemáticamente.

Casi siempre en los jardines florecen algunos césped oriundos de tu zona de residencia, éstas clases de césped suelen ser bastantes tenaces a las siegas y a las temporadas de pocas y abundantes lluvias.
A veces este dichoso césped no es el que quieres en tu jardín, no satisface tus expectativas y entonces puedes recurrir a la siembra de otro tipo de césped para que puedes tener un jardín verde, uniforme y tapizado.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top