728x90 AdSpace

 

plantas carnívoras

La naturaleza no deja de sorprendernos y las especies carnívoras constituyen una muestra de esto, las formas caprichosas, la alimentación sui géneris y las estrategias que despliegan para asegurarlo resulta verdaderamente fascinante.

Existen muchos mitos en torno a estas plantas pero la realidad es que no se tratan de devoradoras de hombres ni nada parecido, se alimentan de insectos y en algunos casos excepcionales de especies pequeñas como los peces, ranas y gusanos, siendo éste el motivo de que perdiera su denominación de especies insectívoras para convertirse en carnívoras.
Generalmente estas especies se desarrollan en zonas pantanosas donde el suelo presenta poca disponibilidad de nitrógeno provocando carencias nutricionales, suplidas por la ingestión de insectos.

Las plantas carnívoras se agrupan en catorce géneros compuestos por aproximadamente 600 especies diferentes.
También se dividen en dos grandes grupos según el clima donde se desarrollan, las carnívoras tropicales y las no tropicales.
  • Plantas carnívoras tropicales: Caphalotus, Pinguicula, Nepenthe… Requieren temperaturas cálidas y un alto por ciento de humedad ambiental para su cultivo.
  • Plantas carnívoras no tropicales: Sarracenia, Dionaea, Drosera, Darlingtonia… Se desarrollan en lugares donde las temperaturas son bajas aunque sin llegar a ser extremas. Estas plantas caen en letargo durante el invierno. Son ideales para los jardines acuáticos.

Adaptación de las plantas carnívoras


Al adquirir cualquier especie carnívora debes tener claro que al llegar a su nuevo hábitat sufrirá un shock hasta tanto logre aclimatarse. Para minimizar este impacto debes colocarla en un ambiente húmedo y cálido, una buena idea es preparar un estante de madera y luego cubrirlo con una lámina de plástico transparente.
Es conveniente sacarla en ocasiones a que se airee cuidando de no exponerla directamente al sol. Luego de 30 días aproximadamente podrás eliminar la cubierta y darle el tratamiento habitual. Este proceso de aclimatación no resulta indispensable pero favorece muchísimo a la planta.

Iluminación para las plantas carnívoras


Las especies carnívoras requieren de la luz solar, algunas como las Sarracenia, Dionaea, Pinguicula, Darlingtonia necesitan recibir los rayos solares directamente en el horario comprendido entre las 8 de la mañana y las 12 del día.

En cambio la Drosera y la Nepenthes no deben exponerse de forma directa ya que sus trampas pueden sufrir quemaduras, por lo que la luz que reciban debe ser difuminada por filtros de PVC, cristales o cualquier otra de las opciones disponibles. Aún cuando se prefiere la iluminación natural, en los terrarios también puede utilizarse luz artificial.

Temperatura Ambiente que requieren estas plantas


Este requerimiento también varía entre una especie y otra en dependencia del clima de origen. La Sarracenia y la Dionea requieren hibernar a una temperatura inferior a los 5°C.
En el caso que esto no suceda se mostrarán débiles en primavera e incluso puede morir la planta. Este proceso puede llevarse a cabo naturalmente o colocándolas en un frigorífico. Para que ocurra naturalmente la temperatura ambiente debe estar por debajo de los 5 °C y por encima de - 10°C.

Habitualmente las Sarracenias y Dionaeas se colocan en frigoríficos donde se puede mantener una temperatura estable de 3 a 4 °C, previendo haberla pulverizado al menos 2 semanas antes con algún fungicida y regarla, pasado este tiempo se pulveriza nuevamente para evitar la aparición de hongos, se coloca dentro de la bolsa de plástico cerrándola herméticamente para por último colocarla en el refrigerador.
Cada siete días aproximadamente se debe revisar el sustrato puesto que tiende a congelarse y dar lugar a la aparición de hongos, aprovechando para ventilarla y que llegue a la primavera en perfecto estado.

Humedad ambiental necesaria para el cultivo de plantas carnívoras


La Nepenthes requiere de una gran cantidad de humedad ambiental en cambio la Drosophyllum se conforma con poca, aunque todas las especies requieren un alto porcentaje de humedad relativa y tú puedes contribuir a ello colocando el tiesto en un recipiente con agua de lluvia o destilada para que absorba la humedad. A la Nepenthes la puedes pulverizar, pero a la Dionaea, Drosera y Pinguiculas nunca se lo hagas.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top