728x90 AdSpace

 

En más de una ocasión nos ha asaltado el deseo de cambiar la decoración de nuestros hogares cambiando el mobiliario o deseamos habilitar un espacio adicional con muebles nuevos, pero nos resulta imposible, ya que o no tenemos la mínima idea de cómo hacerlo, o bien no podemos permitirnos gastar tanto dinero. En estos casos el reciclaje puede ser una solución ideal, y construir muebles con madera de palets resulta creativo, divertido y económico.

Los palets son armazones de madera muy fuerte, utilizados como base para el traslado de cosas de un lugar a otro, pero también con algo de ingenio y creatividad pueden llegar a transformarse en bonitos y prácticos muebles, por ejemplo una útil mesita de centro. De esta manera habrás economizado dinero y ayudado al cuidado del medio ambiente reciclando.

Conseguir un palet es muy fácil, basta con pedirlo en algún almacén u otro comercio que manipules cargas pesadas, seguro te lo darán sin dificultades. Incluso puede que lo halles en la calle en los alrededores de los contenedores. De cualquier manera lo más importante es que no esté dañado y la madera se conserve bien.

Otro aspecto a tomar en consideración son las dimensiones del palet, pues estos se fabrican de diversos tamaños. El que elijas debe estar en correspondencia con el mueble que vas a construir y el espacio donde va a ir colocado, para que no desentone con el resto del mobiliario.
Si no encuentras el palet con las medidas y forma adecuadas, no te preocupes, siempre te queda el recurso de echarle mano a cualquiera y cortarlo del tamaño que necesites. Ahora te vamos a describir los pasos a seguir una vez conseguido el palet:
  • Lo primero es lijar completamente toda la madera para limar sus asperezas. No te esmeres en pulirlo mucho, pues los palets están construidos con madera de pino muy rústica y además no nos hace falta tan pulido para la mesita que vamos a construir.
  • Elimina los salientes y otros pedazos de madera que sobresalgan de la superficie, pues los palets son construidos burdamente y es frecuente que no quede bien alineada la madera durante su construcción.
  • Examina uno a un los clavos del palets y clava profundamente aquellos que sobresalgan, con esto evitaremos accidentes.
  • Clava en las esquinas tacos de madera de palets previamente lijado, hasta alcanzar la altura deseada para tu mesita.
  • A continuación toca el turno de imprimar la madera. Aquí tenemos dos opciones:
  • Imprimar de blanco espeso si vamos a pintar la mesita
  • Utilizar para la imprimación solamente un tapaporos si vamos barnizarlo.
  • Después de imprimado el palet volvemos a lijar y emparejar, dejando ya lista la superficie para la aplicación de la pintura, o pintura y barniz con el color de tu preferencia.
  • Para finalizar encera la parte superior de la mesa, también puedes utilizar betún de judea. La mesita puedes cubrirla con un cristal o un tablón para lograr una superficie uniforme.
  • Si lo deseas puedes agregar unas rueditas a las patas de la mesa.
  • A partir de este diseño básico puedes obtener diferentes tipos de mesas para diversas aplicaciones, esto se puede lograr colocándole patas más altas, una tela decorada entre el cristal y la madera, o cualquier otra idea se te ocurra.
Estas mesas hechas de palets son una forma de imprimir a nuestros espacios un toque informal, moderno e incluso de recrear un ambiente rústico si no trabajamos tanto la madera cuando la hacemos. Todo esto lo lograremos a la vez que reciclamos objetos en desuso y ayudamos a conservar la salud del planeta.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top