728x90 AdSpace

 

La iluminación y la calidez del ambiente dentro de la casa pueden ser brindados por una buena cantidad de luz natural; esto aporta un entorno más placentero a la vez que ayuda a ahorrar energía. Existen variadas opciones que posibilitan un aumento de este recurso. Cada componente de un recinto puede colaborar u obstaculizar en la entrada de luz y en su intensidad.

Las fuentes de luz. Las ventanas y las aberturas, naturalmente son los lugares de acceso de la luz, los cuales para un mejor aprovechamiento no deben estar en lugares demasiado altos ya que se pierde la luminosidad, es conveniente que tengan marcos finos.

Se puede elegir el mismo color para el marco de las ventanas que para la pared, creando una sensación de más claridad u ampliación del espacio, también se puede recurrir a un arco o abertura amplia para unir dos habitaciones en lugar de una pared, con lo que se consigue ampliar el ambiente y aprovechar la iluminación de ambos espacios más eficazmente.
Otra buena elección es situar un espejo para reflejar la luz entrante, así como los cuadros y elementos decorativos de las paredes que si son de colores claros ayudan a aumentar la iluminación.

La disposición de los muebles. Hay que procurar que no obstruyan el pasaje de los rayos solares, ubicando los de mayor altura contra las paredes. No son aconsejables para estos fines los mobiliarios de colores oscuros y de gran porte; conviene que sean de colores claros o en tonos pastel, con zonas con cristal y mejor si a esto se le agregan detalles en metal cromado.

Materiales y texturas. Para obtener un ambiente más iluminado conviene siempre elegir los tonos claros. Los materiales blancos de textura lustrosa irradian más la luz que les llega, por ejemplo el tapizado de los sillones o la superficie del piso. Los muebles construidos con maderas de tonos claros también producen un efecto similar. En caso de tener un piso oscuro se puede optar por una alfombra en un color claro.
Tejidos y telas. Para los cortinados también deben elegirse géneros claros con puntos separados como el lino o la gasa, para dejar pasar la luz.

Qué conviene evitar. En ocasiones las fundas de sillones y telas que exhiben estampados de gran tamaño pueden quitar luz.
En cualquier caso la presencia de luz en demasía puede arreglarse en forma sencilla con cortinas más tupidas o persianas.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top