728x90 AdSpace

 

Cuando llega la primavera en muy poco tiempo el paraje nos va a mostrar lo bello que se ve el jardín de cualquiera a finales de la temporada. El césped nunca estuvo más verdoso, los árboles nunca se vieron tan frescos y las flores nunca estuvieron más bonitas… Sin duda ahora es la mejor temporada para empezar a arreglar nuestros jardines.

Desde el delicado florecer de la primavera a las alfombras de helecho fresco y bulbos tardíos, el paisaje está lleno de promesas dulces. En esta temporada de jardinería, sin duda alguna deberemos tomarnos un poco de tiempo libre para poder disfrutar de la abundancia floral.

Vamos a trasmitir ideas llenas de imaginación y colorido para que tus jardines sean todo menos comunes.

Bulbos Preciosos. Una muy buena elección de Color y Forma

Los bulbos en primavera son el pilar principal de la primavera con todos sus colores gloriosos y las extraordinarias formas que sus flores nos ofrecen. Cuando han acabado de florecer gradualmente desaparecen por debajo de la tierra, para recuperar fuerzas para el año próximo.
Por todo esto los bulbos son una muy buena opción para decorar nuestros jardines y llenarlos de color y forma. Podemos escoger entre varias especies de bulbos:
  • Coronas Imperiales (Fritilla ría impérales) son las más grandes de la familia de fritillarias. Necesitan tierras ricas y bien drenadas. Puede estar al sol o a media sombra
  • Violeta Diente de Perro americano (Erythronium oregonum) Adecuadas para sombra parcial. Debajo de árboles por ejemplo.
  • Una planta perteneciente a un prado de tierra, la cabeza de serpiente (Fritillaria meleagris) suele ser blanca o violeta y blanca. Crece bien en suelos húmedos.
  • Copo de nieve de verano (Leucojum aestivum). Es una espléndida vulva que le gusta el terreno seco y con sombra. Lo mejor es dejarla sin tocar ni hacer nada una vez esta plantada.
Siempre podemos decantarnos por un look más salvaje para nuestro jardín, realizando una plantación más natural.
Un consejo sería por ejemplo combinar, ilustradas de izquierda a derecha; Anemone blanda, narcisos salvajes (Narcissus pseudonarcissus) junto con violetas salvajes.
La variedad de colorido y la naturalidad con la que realicemos la distribución a la hora de la siembra, hará de cualquier rincón de nuestro jardín un lugar mágico por naturaleza.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top