728x90 AdSpace

 


Incorporar a la decoración de tu hogar pequeños arreglos con naturaleza muerta le da un toque distintivo, pero si además están hechos por tus propias manos es mucho mejor. Siguiendo sencillos pasos puedes hacer maravillas con ramas, hojas y flores secas apoyándote en alguno de los métodos que te relacionamos a continuación para lograr el secado de las mismas.

Seleccionar las especies

La mayoría de las hojas y flores se pueden desecar, pero te relacionamos algunas de las más utilizadas:
  • Algodón,
  • Dalia,
  • Eucalipto,
  • Girasol,
  • Rosas,
  • Hortensia,
  • Helecho,
  • Cardo,
  • Amaranto,
  • Lavanda,
  • Tulipán,
  • Lirio,
  • Dedalera,
  • Peonía.

Recolectar las muestras

Cuando tengas definido qué planta vas a utilizar, las puedes tomar de un huerto, jardín, maceta o directamente del campo. Te recomiendo lo siguiente:
  • que tengas un especial cuidado si la recoges de una plantación ya que la especie que selecciones puede estar protegida legalmente.
  • Evita cortar la totalidad de las flores de un mismo lugar ya que puedes imposibilitar que se reproduzca nuevamente.
  • Cerciórate de no dañar la planta, utiliza una navaja con buen filo o tijeras para podar, nunca la saques de raíz, así podrá seguir brotando sucesivamente.
  • Utiliza alguna de las especies llamadas arvense o mala hierba, también se pueden procesar y además favoreces los sembrados al sustraerlas.
  • Cuando el sol esté bien fuerte es el mejor momento para recolectar, ya que se habrá eliminado el exceso de humedad en las plantas, no debes recolectar después de llover o en horas tempranas de la mañana, si las flores escogidas están en tu jardín, deja de regarlas varios días antes de recolectarlas.
  • Escoge la flor que acaba de desplegarse, preferentemente si no ha terminado de hacerlo, ya que durante el proceso de secado terminará de abrirse.
  • Las especies espigadas debes recolectarlas cuando aún los brotes superiores están cerrados y se abrieron los inferiores.
  • Cuando secciones la planta, asegúrate de que quede un tallo extenso, de lo contrario tendrás que alambrar la planta previamente ya que durante el proceso de secado pueden quebrarse con facilidad.
Definir el método de secado

Existen variados métodos para el secado de las plantas y flores, algunos dan más resultado en dependencia de la especie utilizada, esto debes ir experimentándolo poco a poco.

Secado vertical

  • Es el método más utilizado pero no es recomendable para secar la rama de la planta.
  • Primeramente descarta las hojas deterioradas del tallo en su parte inferior.
  • Agrupa de forma escalonada entre cinco y diez flores, cada una debe quedar más alta que la otra, luego sujétalas con un alambre o cordel.
  • Selecciona un lugar con poca luz pero con ventilación y cuelga el ramillete cabeza abajo.
  • No debes manipular las flores hasta después de 21 días, cuando deben estar completamente secas.
  • Si la flor seleccionada es muy grande (Peonia, Rosa), es recomendable colocarlas en una jarra u otros recipientes, dispuestas de forma que circule el aire entre ellas, igualmente deben estar en lugar oscuro y ventilado.
  • En el caso de la hortensia, puedes secarla colgada en un lugar oscuro y seco por espacio de 2 o 3 semanas ó puedes colocarla en una jarra llena de agua en un lugar sombrío y ventilado, al cabo de 21 días seguramente el agua se evaporó totalmente y la flor estará lista.

Secado horizontal

  • Debes disponer de una rejilla donde coloques las flores seleccionadas permitiendo la circulación del aire. Igualmente puedes utilizar una lámina de cartón, un tablón o cualquier superficie disponible.
  • Este método es ideal para secar el helecho, el musgo, los cereales… ya que de esta forma conservan mejor la coloración y la estructura que si las colgaras. Cada muestra debe quedar dispuesta de forma independiente, sin que rocen entre ellas.

Secado rápido

  • Puedes valerte del microondas para lograr un secado rápido de la planta.
  • Utiliza la bandeja cubierta de papel secante y coloca una muestra de la planta seleccionada.
  • En dependencia del comportamiento del proceso puedes incrementar la potencia y regular el tiempo de exposición.
  • Este proceso debe realizarse de forma cuidadosa porque pueden desprenderse partículas de la muestra a altas temperaturas.
  • La planta tomará un aspecto áspero y éste será el momento de retirarla del microondas.
  • También puedes utilizar el horno, calentando a una temperatura aproximada de 70 grados, coloca las muestras dejando la portezuela entreabierta, el proceso puede demorar de una a tres horas dependiendo de las dimensiones de la planta.
  • Después de obtener tus flores y hojas secas por cualquiera de los métodos anteriores, dale rienda suelta a tu imaginación y comienza a elaborar cestas, ramos y cualquier otro tipo de decoración utilizando la naturaleza muerta como protagonista principal.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top