728x90 AdSpace

 

En un ambiente urbano es bastante difícil disponer de un espacio suficientemente grande de tierra para poder cultivar una huerta. No obstante, si disponemos de un lugar donde tener macetas, una terraza, un patio e incluso un balcón, siempre cabe la posibilidad de cultivar hortalizas en casa.

Aunque hacer crecer las plantas hortícolas será algo más complicado que las plantas de flores, la experiencia valdrá siempre la pena y además, dispondremos de hortalizas frescas y con las máximas garantías de calidad, ya que a menudo, en casa se prescinde de abonos químicos, de manera que el huerto en macetas acaba siendo ecológico.
Las especies de hortalizas que crecen bien en macetas son muchas y van desde las aromáticas más diversas hasta las plantas propias del huerto.

Berenjenas, calabacines, cebollas, tomates, patatas, zanahorias e incluso alcachofas o espinacas, son plantas apropiadas, plantadas en macetas de unos 40-50 centímetros de profundidad.
Tratándose de plantas que habitualmente crecen en espacios exteriores, en casa también deben ubicarse en un sitio abierto, ventilado  y soleado. Lo apropiado será que reciban medio día de sol, como mínimo.

La primavera es la mejor época para plantar, bien sea a través de semilla o en plantel, alargarán toda la temporada hasta bien entrado el otoño. Si en verano el calor aprieta, las plantas requerirán riego diario, procurando que las macetas tengan un buen drenaje. En invierno, para proteger a las plantas de las posibles heladas, deben colocarse en un punto resguardado y si es necesario, se pueden cubrir con un plástico a modo de improvisado invernadero.

Si el espacio del que disponemos es exiguo, es una buena idea optar por el cultivo de plantas enanas, ya que darán el mismo fruto aunque de menor tamaño. En este sentido, es una buena solución cultivar tomates cherrys o coliflores enanas.

Si lo que se desea es tener una pequeña huerta a mano, incluso una diminuta huerta en casa, las soluciones para poder mantenerla y cultivarla son múltiples. Hará falta, eso sí, una buena dosis de dedicación, un mucho de cariño y algunos cuidados elementales como los explicados anteriormente.  No habrá, pues, obstáculo posible entre la ilusión de tener una huerta en casa y su consecución.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top