728x90 AdSpace

 

Existe una detalle que caracteriza a los accidentes domésticos, y es que la mayoría de ellos pudo haber sido evitado si se hubieran tomado las precauciones correspondientes eliminando los riesgos dentro del ámbito hogareño.
Pero desafortunadamente, cuando se habla de accidentes, las personas suelen verlos como algo ajeno a ellos, o como desgracias que les suceden a otras personas, sin detenerse a leer los datos estadísticos que reflejan la gran cantidad de ellos que ocurren anualmente, muchos de los cuales tienen consecuencias fatales.

Para garantizar un entorno seguro en el hogar los padres pueden hacer una relación de los riesgos potenciales en materia de seguridad que les rodean a ellos y su familia para posteriormente tomar las medidas necesarias para eliminarlos o minimizarlos.
Dentro de los tipos de accidentes que se manifiestan en el entorno doméstico, las caídas se encuentran entre los más comunes y son la causa de casi el 50 % de los fallecimientos ocurridos por accidentes en el hogar.

La ocurrencia de este tipo de accidentes está estrechamente relacionada con las condiciones de mantenimiento constructivo en nuestras casas y la presencia de obstáculos en los lugares por donde se transita frecuentemente, tanto en interiores como exteriores, así que casi todas las medidas encaminadas a eliminar los riesgos de caídas, deben estar enfocadas en estas dos direcciones.
Para minimizar el riesgo de accidentes domésticos por caídas se deben tomar las siguientes precauciones:
  • Asegurarte de que las aceras estén en buen estado, no presenten desniveles o agujeros.
  • Retirar las ramas y otros objetos que puedan interrumpir el paso en aceras, senderos y en general por donde las personas transiten.
  • Revisar la correcta firmeza de escaleras y porches.
  • Asegurar las protecciones de las ventanas cómo bastidores de malla o postigos.
  • Revisar periódicamente que los escalones de las escaleras no resbalen y estén firmes.
  • No tratar de alcanzar lugares altos subiéndose en cajones o sillas, use una escalera portátil firmemente asegurada para este fin.
  • No subir y bajar escaleras sobrecargado de bolsas, objetos y pesos excesivos.
  • Subir y bajar escaleras de uno a uno los escalones.
  • Velar porque el encerado de los pisos sea hecho correctamente, que deben ser frotados para aumentar el rozamiento y que la cera se cambie completamente luego de 5 aplicaciones para que no se torne excesivamente resbaladiza.
  • Fijar correctamente al suelo alfombras y tapetes, velar porque sus bordes no sobresalgan demasiado de la superficie del suelo.
  • Revisar periódicamente que las bases de los tapetes no estén gastadas o impregnadas con cera de pisos.
  • Reacomodar todos los muebles y objetos que obstruyan el paso y el acceso a escaleras.
  • Evitar que los cables de electricidad crucen por encima de la superficie por donde se mueven las personas.
  • Usar un calzado apropiado en correspondencia con el material de construcción de los pisos de la casa.
  • No caminar descalzo, en medias o con pantuflas sobre superficies bruñidas.
Para finalizar te recuerdo que las personas más sensibles en la casa de sufrir accidentes son los niños y los ancianos, y con estos deberás extremar las medidas de seguridad.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top