728x90 AdSpace

 

Los psicoanalistas recomiendan que para hacer de nuestro hogar un lugar acogedor y agradable es muy importante que usemos fragancias que den un ambiente especial a la casa.
Numerosos estudiosos de la materia han demostrado que el uso de la aromaterapia no solamente es beneficioso para la salud mental sino que puede evocar la aparición de ciertos recuerdos, sensaciones e incluso lugares. Por ello es recomendable que nuestra casa tenga su propio olor que concuerde con la armonía en la que deseamos vivir y transmitir a nuestras visitas.

En muchas ocasiones nos hemos encontrado que la cocina desprende olores que impregnan la casa entera. Especialmente se producen en momentos en los que cocinamos coliflor, hacemos esos ricos fritos de patatas, elaboramos unos suculentos pescados al horno e incluso con el preparado de marisco.

Para evitar que esta atmósfera culinaria embriague nuestra casa debemos colocar una olla con agua caliente en la que verteremos un vasito de suavizante y dejaremos que haga su efecto hasta que esté preparado y hierva. De manera instantánea el olor a suavizante invadirá nuestra casa con un agradable aroma.

El mundo se va convirtiendo cada vez más en un lugar en el que el consumo de tabaco está por momentos más censurado y mal visto. Así que si somos fumadores y no queremos que nuestras visitas tengan que soportar ese desagradable olor del humo o de los cigarrillos apilados en los ceniceros, podemos colocar un recipiente para cereales lleno de agua mezclada con vinagre, de esta manera sortearemos esta mala impresión.

Casi todos nos hemos encontrado que al abrir la nevera se desprende un repugnante olor procedente de los alimentos que hemos descuidado en ella. Como no siempre poseemos el tiempo para descongelarla para poder limpiarla os voy a contar varios trucos para disimular este olor (n el caso de las personas que tienen heladeras viejas ya que los nuevas a frío seco no requieren ser descongeladas.

El más sencillo y al alcance de todos es el de pelar una patata, lavarla y colocarla en el interior del electrodoméstico. También podemos usar carbón de origen vegetal o poner un poco de bicarbonato en algún rincón de la misma.

Si nos decantamos por alguna de estas dos últimas opciones tendremos que tener cuidado, ya no solo de que no entren en contacto con los alimentos, sino también de colocarlas en algún recipiente adecuado y que no esté al alcance de los niños para que no se pueda producir una terrible confusión.
Poner flores aromáticas como el jazmín en ciertos lugares de la casa dan un perfume agradable al ambiente.

El microondas es otro electrodoméstico que en la actualidad se ha vuelto imprescindible en todas las cocinas de hogares. Además de evitar que se manchen sus paredes poniendo una tapa cuando vayamos a calentar algún alimento y de limpiarlo antes de que se resequen los restos, muchas veces a pesar de estas precauciones quedan en él restos de olor de los preparados.

Para limpiarlos podemos exprimir cualquier fruta cítrica como por ejemplo limón y verterla en el interior del microondas con varias porciones de agua. Lo ponemos a funcionar varios minutos y obtendremos un aroma deseable.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top