728x90 AdSpace

 

Al igual que la pizza, los spaguettis y los canelones, el risotto es una receta típica de la comida italiana. Se elabora a partir de arroz y es un plato muy flexible para agregar y experimentar nuevos sabores. El rissoto es una receta ideal para cualquier momento y es capaz de satisfacer a cualquier tipo de comensal, ya sea carnívoro o vegetariano, pues se puede combinar con múltiples comestibles de todo tipo.

Esta receta de risotto que te vamos a enseñar es muy fácil, económica y rápida de preparar. Se trata de su forma de preparación básica, a partir de la cual se pueden crear infinidad de combinaciones de diversos sabores, poniendo a volar tu imaginación, creatividad y experiencia culinaria. Después que domines el procedimiento de preparación del rissoto clásico, podrás preparar el tuyo propio, con verduras, champiñones, carne o lo que se te ocurra.

Ingredientes del rissoto

  • 1 cebolla de mediano tamaño
  • 350 gramos de arroz redondo (aunque puede hacerse con cualquier arroz, el ideal es el llamado redondo, bien blanco y de granos pequeños, evita usar el arroz de grano muy alargado)
  • 1 taza de vino blanco
  • 1 litro de caldo de carne de res
  • 75 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de ralladura de queso parmesano
  • Un pellizco de azafrán
  • De pimienta una pizca
  • Sal a gusto (con una cucharadita debe ser suficiente)
  • Modo de preparación del risotto
  • Poner a calentar el caldo con la sal, una vez está caliente, dejarlo a fuego lento para tenerlo listo cuando lo necesitemos.
  • Calentar el vino en baño de maría y mantenerlo calentito
  • Pelar y cortar la cebolla a la jardinera, pero en cuadraditos más pequeños
  • Rehogar la cebolla picadita en un poco de mantequilla caliente, a fuego lento, evitando que la cebolla llegue a dorarse
  • Agregar el arroz a la cebolla rehogada con mantequilla y revuelve para mezclar todo bien por espacio de unos 3 minutos tratando de que el arroz no se queme.
  • Adiciona el vino blanco tibio y continúa removiendo hasta que lograr que esté todo bien mezclado.
  • A continuación agrega todo el caldo que hasta ahora has mantenido a fuego lento. ( es muy importante usar siempre el caldo y el vino caliente para evitar que el arroz quede mal cocinado, o sea, blando en la parte exterior y crudo en su interior)
  • Se deja cocer hasta que el arroz haya absorbido todo el líquido. Con 20 o 25 minutos debe ser suficiente, recordando que de vez en cuando debes revolver el arroz para que se cueza parejo y no se pegue al fondo del recipiente. Es recomendable probarlo de vez en vez para ir chequeando el grado de cocción y su textura.
  • Cuando ya esté bien cocido se deja reposar algunos minutos, y antes de servir se le agrega el resto de la mantequilla, la pimienta y el parmesano rallado, se revuelve todo muy bien y se le verifica el punto de sal.
  • Ya el plato está listo para la mesa.
El secreto para obtener un buen risotto es darle el tiempo exacto de cocción y la intensidad de calor adecuada para que se obtenga un arroz cremoso pero que a la vez mantenga su forma.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top