728x90 AdSpace

 

Si quieres imprimirle a tu jardín un estilo propio, puedes probar creando un estanque con pocos recursos que te permitirá tener un oasis adonde puedes acudir en busca de relajación. Puedes diseñarlos de cualquier tamaño en concordancia con tus gustos y el espacio que tienes disponible, lo importante es que al final no sólo lograrás un toque especial en la decoración de tu jardín, sino que estos pequeños estanques favorecen la humedad del ambiente y por supuesto a las plantas que lo rodean.

Siguiendo estas orientaciones te auguramos excelentes resultados:
  • Selecciona el lugar donde quieres crear tu estanque, es bueno que a él lleguen los rayos solares porque benefician en gran medida a los peces y plantas que vas a colocar en él.
  • Cava un hoyo hasta una profundidad de al menos 15 centímetros, el diámetro lo defines en dependencia del espacio disponible.
  • Coloca una capa de cualquier material impermeable que cubra las paredes y el fondo del hoyo.
  • Para encubrir la capa impermeable y simular un fondo acuático natural, coloca piedrecillas en todo el fondo y agrégale arcilla o arena para que queden fijas.
  • Vierte agua hasta llenar el estanque. Si el agua que vas a utilizar es del grifo, déjala reposar al menos un día porque puede ser perjudicial para los peces y plantas.
  • Deja que todos los residuos se asienten y el agua adquiera la temperatura del ambiente al menos por 72 horas.
Ya puedes colocar todo lo que se te antoje para decorar tu estanque, peces de diversos colores, pedruscos, plantas de diferentes especies, hasta puedes colocarle un nenúfar.
Si no tienes un jardín donde crear tu oasis, no te desanimes puedes hacerlo en el interior de tu casa siguiendo estos sencillos pasos:
  • Busca una vasija de cristal transparente, no importa si es redonda, cuadrada o rectangular.
  • Prepara una mezcla de arena y grava a partes iguales.
  • Colócala en tu vasija hasta que cubra una cuarta parte de la capacidad.
  • Esparce por encima de la mezcla una pequeña cantidad del carbón que se utiliza habitualmente en las peceras.
  • Con mucho cuidado comienza a “sembrar” las plantas que has elegido para decorar tu estanque.
  • Agrega una fina capa de grava o gravilla para evitar que el carbón suba a la superficie.
  • Con mucho cuidado llena la vasija de agua, que como en el caso anterior no debe ser directamente del grifo para no dañar a los peces y las plantas.
  • Deja reposar por 72 horas para que se asienten bien los restos de la mezcla.
  • Agrega todos los peces que desees, incluso puedes suma un limpiador de fondos.
  • Elige un lugar que reciba la luz del sol aunque sea indirectamente por algunas horas.
  • Debes mantener el recipiente limpio cambiando el agua semanalmente, siempre dejándola reposar antes.
  • No olvides alimentar los peces que has elegido
  • No te arrepentirás de haber dedicado un poco de tiempo a la creación de este maravilloso trozo de naturaleza para que lo disfrutes en el hogar con tu familia.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top