728x90 AdSpace

 

Tanto en la sala, el cuarto de estar o el salón de lectura o televisión, el sofá es el elemento principal del espacio, y su aspecto y funcionalidad van a determinar en gran parte la armonía y el estilo de esa habitación. A la hora de adquirir el sillón es necesario tener en cuenta algunos puntos que son importantes para que finalmente el mueble instalado en el hogar cumpla con todas las expectativas.

La ubicación es uno de los factores que estará en función del tamaño de la sala (si es chica conviene situarlo contra la pared) y del ambiente que se quiere crear (para fomentar el diálogo es mejor colocarlos en forma de “L” o de “U”). Para decidir el largo se toma en cuenta la medida del lugar donde estará ubicado y se le restan unos 90 centímetros para que quede un margen.

Otro tema es el alto del respaldo, que debe tener más de 80 centímetros para permitir el cómodo apoyo de la espalda. Relacionado con el tamaño está la cantidad de plazas que posee, teniendo en cuenta la amplitud del espacio, en general los sofás de tres cuerpos tienen un largo de aproximadamente 2 metros.

El tapizado es un punto fundamental, si bien en la actualidad muchos poseen fundas desmontables que se pueden cambiar, es necesario elegir la tela y el estilo adecuado. Lo ideal es que sea un género lavable y resistente. El color y el estampado estarán de acuerdo al estilo de la sala; las telas lisas y de tonalidad moderada son las mejores para una habitación pequeña, en tanto que los dibujos grandes están aconsejados solamente para espacios amplios.

Otro punto a decidir es la compra de sofás compactos o modulares, los primeros tienen una sola estructura, con tamaño variable según el número de plazas. Los modulares se pueden cambiar de tamaño y así adaptarse a las condiciones y espacios, incluso combinarlos con otros elementos como los pufs o rinconeros.

Más tips para elegir tu sillón

Para cualquier casa, la sala de estar es el centro de la actividad y el sofá es el centro de cualquier sala de estar. El sofá debe estar en forma al estilo de vida de tu familia y las personas con las que te gusta mantenerte los fines de semana.
Si quieres algo que pueda maximizar tu espacio, un sofá seccional puede ser adecuado para ti. A diferencia de un sofá regular, que es una sola pieza de mobiliario, los sofás seccionales suelen consistir en varios pedazos.

Estas piezas se pueden poner juntas, algunas partes en los ángulos y otros en una parte de la habitación. Hoy en día, hay una amplia gama de opciones cuando se trata de sofás seccionales. Con estos consejos podrás comprar el sofá que quieras:

Elige una tela que se adapte a tu estilo de vida

Cuero, pana, gamuza, poliéster, etc., los tejidos naturales como el algodón, el cuero y la seda, son tejidos suaves y cómodos, y los sofás seccionales de tales materiales pueden ser muy lujosos y bellos. Sin embargo, requieren más atención y son propensos al desgaste.
Si tienes niños pequeños o mascotas corriendo por ahí, y no quieres que tu sofá se ensucie, entonces no sería tu mejor opción. Los de material sintético como la fibra de acrílico, el micro, y el vinilo, no sólo son menos costosos, pero se puede limpiar fácilmente sin la ayuda de un profesional.

Escoge un tamaño que se adapte a tu sala de estar

Muchas personas piensan que los sofás seccionales sólo deben ser para grandes casas. Sin embargo, con las proporciones adecuadas, realmente puedes hacer que una habitación pequeña dé sensación de espacio.
Las piezas separadas permiten la flexibilidad, y puedes mover las piezas a como mejor te parezca. Se puede organizar de tal manera en la que puedas tener una cómoda sala de estar donde la gente puede tener una conversación amena.

Elige un color que complemente tu sala de estar

El color de tu sofá seccional debe coincidir con el resto de tu mobiliario y espacio vital. En caso de duda, el negro y marrón son buenos colores de elección. El color adecuado no sólo trae armonía a una habitación, incluso puede hacer que parezca más grande.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top