728x90 AdSpace

 

galletas de avena
Estas galletitas son extremadamente crujientes y son ideales para acompañar el café de por la mañana. Además nos aportaran mucha fibra a sin que además de estar muy buenas son muy saludables y bajas en grasas.

Ingredientes – Aproximadamente 18 galletitas.
  • 175 g / 6oz / 1 ¾ taza de copos de avena.
  • 75g / 3oz / ½ taza de azúcar
  • 1 Huevo
  • 60ml / 4 cucharadas de aceite de girasol.
  • 30 ml / 2 cucharadas de vinagre de malta.


Preparación de las galletas de avena


Vamos a comenzar por preparar la mezcla:
  • Precalentamos el horno a 190º C / 375 ºF
  • Ligeramente engrasaremos dos hojas de papel de hornear
  • Mezclamos los copos de maíz con el azúcar en un cuenco
  • Añadimos el huevo
  • Añadimos el aceite de girasol
  • Añadimos el vinagre de malta
  • Mezclamos bien con una cuchara de palo asegurándonos de que no quedan brumos
  • Dejamos que empape la mezcla unos 15 minutos.
Ahora prepararemos las galletas
  • Con ayuda de una cuchara pondremos pequeñas porciones de la mezcla con bastante separación las unas de las otras, en una bandeja de horno cubierta con una hoja de papel de horno que hemos engrasado previamente.
  • Con un tener humedecido iremos chafando las porciones de la mezcla dándoles un poco de forma. No se preocupen si no son completamente redondas por algo son caseras.

Tiempo de horneado

  • Dejaremos las galletitas en el horno unos 10 -15 minutos aproximadamente.
  • Sabremos que ya están listas cuando adquieran un color dorado.
  • Las dejamos reposar un minuto para que se enfríen fuera del horno.
  • Con una espátula las retiramos cuidadosamente y las colocamos encima de una rejilla. De este modo pueden enfriarse mientras respiran.
Consejos de la cocinera

Para darle a estas galletas una textura más gruesa bastará con que remplacemos parte o la totalidad de los copos de avena por unos copos- trozos de avena más grandes.
La textura depende mucho de cada gusto personal por lo que solo debes probarlas de ambas maneras y ver como gustan más en casa.
Una vez estén las galletas frías del todo las debemos guardar en un recipiente al vacío para mantenerlas lo más crujientes y frescas posibles.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top