728x90 AdSpace

 

Las corrientes y familias del ecologismo proponen todo tipo de causas y medios para cambiar nuestros hábitos nocivos hacia el medio ambiente, para cambiar actitudes y trabajos hacia formas más consecuentes con su protección y cuidado.
Uno de los campos en los que avanza la conciencia ecologista es en el terreno de la jardinería. Una jardinería ecológica que propone cambios. Se trata de sustituir la tradicional por una más respetuosa con el medio, con las formas de crecimiento de los vegetales y la producción de frutas y verduras de consumo.

Un camino que todos podemos recorrer hacia la jardinería ecológica. Vamos a ver qué ventajas tiene la jardinería ecológica sobre la tradicional. En la jardinería ecológica, por ejemplo, no hay fungicidas, pesticidas, herbicidas o plagicidas, por lo que los alimentos resultantes de los cultivos se ven libres de ellos. Algo que va en la dirección de la mejora de nuestra salud, como consumidores de esos productos de la tierra.
  • La eliminación de los fertilizantes químicos o de los plaguicidas acaba también con la posibilidad de que éstos lleguen al agua que tomamos y a los alimentos que comemos. Por otro lado, y siguiendo la misma línea de planteamientos saludables, es aconsejable también comer productos ecológicos.
  • Los sabores de los productos agrícolas generados por la jardinería ecológica son mucho más claros e intensos. Es más, las frutas y las verduras ecológicas tienen no sólo un mejor aspecto, y tienen un color y un olor más natural, sino que tienen, además, más vitaminas.

  • En parte ésto es así, porque los suelos de los jardines ecológicos tienen una mayor cantidad de organismos vivos y restos de minerales, que convierten a estos productos en más naturales. La cantidad de minerales es, por consiguiente, mayor y su calidad es mejor.
  • Otro dato a favor de la jardinería ecológica, es que las frutas y las verduras producidas por este método no contienen fertilizantes sintéticos, porque los únicos abonos que se emplean en las cosechas son los de compuestos minerales, unos minerales que acaban trasladándose a nuestro cuerpo para beneficio del organismo.
  • La jardinería ecológica exige una mayor dedicación, sí, pero, a cambio, propone una forma de explotación más racional, natural y consecuente de la tierra, a través de un compromiso personal para la protección de la salud y el entorno.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top