728x90 AdSpace

 

papel reciclado artesanal
Hoy traemos un minicurso sobre el papel reciclado artesanal. Un material que se puede utilizar para decorar y para utilizar con diversos fines para el hogar o la empresa. Verás algo de la historia del papel hasta cómo hacer papel reciclado artesanal paso a paso.

El papel y su historia


Uno de los usos más significativos del papel es aquel lo utiliza como soporte para imprimir por medio de la escritura la expresión del pensamiento. Afirmamos que la invención del papel y de la imprenta suponen un salto cuanti-cualitativo para la humanidad, en tanto nos permite registrar, tener historia, desarrollar nuestro pensamiento.
Las palabras impresas en papel cambiaron la manera de pensar de la gente; pensemos en cuánta gente accede a textos sagrados como la Biblia, a los textos de ciencia y filosofía, de literatura, etc.

Entonces, el papel supone un salto cuantitativo para la evolución de la humanidad y la cultura, ya que antes los soportes utilizados para la escritura sólo permitían a un reducido número de personas al acceso de los mismos, restringiendo así el acceso al conocimiento.
Veamos la historia.
Los materiales escriptorios fueron sucesivamente:
  • Piedra.
  • Tablilla de arcilla.
  • Tabla de madera.
Estos materiales fueron utilizados miles de años antes de Cristo por parte de los persas, asirios y medos como soporte para escribir. La utilización de tablas de arcilla recubiertas con cera se prolonga hasta la Edad Media.
La piedra y el mármol se reservó para copiar documentos importantes que requerían asegurar su conservación. Los romanos también utilizaron bronce y plomo.

• Papiro: es un material más liviano y cómodo para la escritura (hasta el momento), fue creado por los egipcios. En el 3.000 a. de C. fue desarrollado en Egipto, un medio de comunicación, que se puede considerar como el origen del sistema de escritura que se usa en la actualidad.

  • La hoja fabricada de papiro estaba formada por una doble capa de bandas finas y angostas. Estas láminas eran extraídas del tallo de la planta, se rajaban y se desplegaban perpendicularmente entre sí (se pegaban).
  • La savia era el material que las aglutinaba. La superficie era aplanada y pulida con trozos de ágata. El papiro se almacenaba en rollos siendo la primer forma de libro. Su uso predominó hasta el siglo quinto d. C. Después se impuso el pergamino.
  • Pergamino: La costumbre de escribir sobre cueros viene de los pueblos orientales y se mejora a principios del siglo II a. C. por el rey de Pérgamo. (ciudad de la antigua Asia Menor).
  • El pergamino se creaba mediante piel seca no curtida de corderos, cabras, cerdos y asnos. Podía ser transparente u opaca. En la actualidad se conservan tres aplicaciones: construcción de tambores y elementos de percusión (opaco), pantallas para lámparas (transparente), miniaturas, encuadernaciones y ediciones de lujo (papel).
  • También se ha desarrollado, a imitación del pergamino, el papel apergaminado o pergamino vegetal, fabricado con fibra vegetal tratada químicamente (Ácido Sulfúrico y Amoniaco).

Invención del papel


• Papel de trapo: se usaban tejidos de seda o trapos denominados Chih. Estos eran macerados para descomponerlos, se cortaban en tiras y se golpeaban con pesados mazos mientras una corriente de agua limpiaba las impurezas.

Se mezclaban bien las fibras de la pasta resultante y, una vez escurrida, se cubría con paños de fieltro, se prensaban, secaban, encolaban y volvían a secar. Y se obtenía la hoja de trapo. En el año 250 a. C. Meng T’ien inventó el pincel de pelos de camello, lo que revolucionó la caligrafía y la factura en tela como material escritorio. Este era muy caro.

• Fibra vegetal: En el imperio de Mo-Ti un joven oficial presenta su invento con elementos vegetales: el papel. Hizo una selección de hojas de morera, cáñamo y delgadísimas tabletas de bambú que eran hervidas en agua de cal, se hacían fermentar y después golpeadas en un mortero. Con la pulpa obtenida y un tamiz se realizaba el proceso de fabricación de la hoja. Así se obtenía una hoja vegetal muy parecida a lo que hoy se conoce como Papel.


Ruta del papel


• Los chinos guardaron celosamente el secreto en el correr de 600 años, pero durante el año 751 dos soldados chinos, papeleros de profesión, cayeron prisioneros de los árabes en Samarcanda (Ciudad al Sur de Rusia) revelando el secreto.

De esta forma se introduce la industria del papel en la cultura Árabe. Estos imponen su uso instalando molinos en Asia Menor; se llega a Bagdad en 793 y la ruta se bifurca hacia el Líbano y la otra va hacia El Cairo y Alejandría.

Se extendieron por todo el territorio que conquistaron (Norte de África, Europa y Asia). Con el cambio de latitud, el papel cambia de composición. Pasa de la utilización de fibras vegetales al uso de trapos. En Toledo por el año 1285 se encuentran varias fábricas de papel que exportan a otros pueblos europeos. Se incorpora la rueda movida por el agua (para accionar los martillos que destruían los trapos).

Máquinas

  • Molinos que trituraban las fibras y hacían la pulpa

  • 1798 se patenta la máquina de papel en Francia. Consta de una malla metálica movida por un cilindro que recoge la pulpa de una batea, la pasta se drena hasta que pasa a otra malla recubierta con fieltro. Luego la gran hoja obtenida es separada en partes y se seca de manera artesanal.
  • 1820, se incorpora cilindros calientes que secan el papel y una guillotina que lo corta en tamaños estándar.
  • La materia prima comienza a escasear en Europa.
  • 1840 un alemán investiga la fabricación de pulpa para papel con madera de árboles usando soda cáustica.. En 1857 se comienzan los experimentos con ácido sulfuroso siendo que con estos 2 productos químicos (soda cáustica y ácido sulfúrico) se logra separar la lignina de los troncos de los árboles, a pesar de ser altamente contaminantes.
  • La lignina es el constituyente intercelular cementante de las células fibrosas de los vegetales. Imprime rigidez al tallo. Constituye el 30% de los componentes vegetales. El 50 % es celulosa y el 20% restante son carbohidratos, proteínas, sales, azúcares.
  • La celulosa está compuesta de fibras que dan resistencia y tensión a la planta, constituyendo el componente más importante del papel.

El papel y el medio ambiente

Hasta el siglo XVII, la fabricación de papel fue una tarea artesanal que no alteraba en demasía la estabilidad y la salud ecológica de los ecosistemas naturales.
Sin embrago, la industria de fabricación de papel se desarrolló a ritmo acelerado, los descubrimientos de la ciencia y los avances técnicos (calidades y texturas de papel, la imprenta de Gutenberg), así como el desarrollo de la cultura hicieron del papel un soporte comunicativo de masas en el ámbito mundial.

Llegamos a la situación actual, en la que el uso del este tipo de papel se ha extendido a todo el mundo. Sus usos son innumerables: papel como soporte, papel para usos higiénicos (pañales, papel higiénico, servilletas, toallas, etc.), papel para envoltorio (bolsas, cajas, etc.), etc.
El uso exhaustivo de recursos naturales para la fabricación de papel ha colaborado con la deforestación del planeta. Entre los años 1950 y 1980 las reservas forestales de la Tierra se redujeron a un 50 %.

Tengamos en cuenta que:
  1. la fabricación de una hoja de papel insume: 150 gramos de madera, 1 litro de agua, 2.5 W/h por hora.
  2. La materia prima más común para la obtención de papel es la pulpa de celulosa proveniente de madera de árboles (pinos y eucaliptos por su bajo costo y calidad de su fibra)
  3. La celulosa química procede de árboles resinosos de hoja perenne (pino, abeto, etc.) y se obtiene por tratamiento químico lo que produce una gran cantidad de desechos de difícil Biodegradación, y un aprovechamiento real del 50 % (de 1 Tm. de madera cortada se obtienen 500 Kgs. de Celulosa Química
  4. Se añaden aditivos químicos a la celulosa (de color marrón) para conseguir una pasta que sirve de base a la elaboración de papel blanco.
A partir de 1950, hubo una transformación revolucionaria del proceso de fabricación. Se abandonaron los métodos y productos tradicionales para incorporar:
  1. Las pastas semiquímicas.
  2. Productos auxiliares: Para dar resistencia. Para colorear. Para impermeabilizar. Etc.
  3. Nuevos procedimientos en la disposición de fibras y el acabado de superficies.
  4. Automatización de controles y proceso de fabricación.
Todo esto agudizó el consumo excesivo de madera y creó un nuevo problema: los vertidos contaminantes a la atmósfera y a los ríos. En la época actual, el papel reciclado, fabricado sin la utilización de elementos químicos agresivos, y de acuerdo a políticas medioambientales e industriales coherentes, es uno de los elementos que colaboraría a la solución a la deforestación.

El Papel Reciclado fue dado a conocer en la década de los 60 por diversos grupos ecologistas en sus campañas de reciclado de residuos urbanos, algunos tan importantes como Amigos de la Tierra.
El papel reciclado se obtiene de residuos de papel, por o que se reduce el consumo de energía en un 70%, el de agua en un 90%, la contaminación atmosférica en un 73% y los desechos sólidos en un 39% (Datos correspondientes al proceso de elaboración de papel reciclado en papelera insular).

Importancia del reciclaje del papel


Una hoja de papel nuevo requiere de pulpa de celulosa como materia prima para su fabricación. Esta proviene de la madera de árboles como pinos y eucaliptus, los cuales tardan alrededor de 7 años en renovarse. Para producir una tonelada de papel (7.000 periódicos) se necesitan talar 15 árboles tamaño medio, además de 40 mil litros de agua y 7500 Kwh de energía.

El reciclaje de papel en forma industrial y/o artesanal representa una alternativa para el ahorro de energía y conservación de los recursos naturales del planeta, además de ofrecer productos de variada calidad y originalidad.

Tareas en el reciclaje de papel. Proceso.


El papel Reciclado: Se consigue utilizando desecho de papel como materia prima.

Proceso de fabricación artesanal

  • a. Seleccionar el material a ser reciclado. El papel de desecho tiene que ser poroso y sin añadidos de productos químicos (los papeles utilizados en revistas y folletería de aspecto acerado y brillante no sirve). Los papeles más apropiados para reciclar son el papel de obra (desechado en las imprentas), el papel de fotocopia, el papel de impresión, el papel de cuaderno, el papel de diario, etc.
  • b. Clasificar el papel por color y tipo. (si no se va a reciclar en el día, conservar el papel en buen estado - no doblar, no hacer una pelota).
La pulpa
  • c. Descomponer el papel. Cortarlo en cuadrados de 2 x 2 cm
  • d. Colocar el papel trozado en un recipiente y añadir agua; dejar reposar para que se ablande.
  • e. Licuar el papel cortado con abundante agua. Se va calculando un puñado grande de papel por litro de agua. Licuar hasta que quede desmenuzado. Colocar la pulpa en recipiente profundo y dejar a un lado de su mesa de trabajo.
  • Una vez que se maneje la técnica de reciclaje se puede variar la forma de licuar; por ejemplo, se puede licuar parte del papel hasta desintegrarlo y otra parte se la puede dejar con trozos más grandes (otros colores). Así se logra otra apariencia en la hoja final. Conviene aclarar que a menor licuado disminuye la rigidez de la hoja (menos resistencia al plegado).

Acondicionamiento de Lugar de Trabajo

  • f. Coloque en una mesa un recipiente rectangular de 75 cm x 45 cm. aprox con una profundidad de 40 cm. Viértale agua hasta la mitad. A la derecha del mismo (si usted es diestro), ubique una toalla húmeda o felpa humedecida.
  • En una mesa auxiliar próximo al recipiente, apile recortes de entretela previamente humedecida y estirada sin arrugas y en otro sitio ubique una tabla de madera o soporte duro en el cual irá apilando las hojas en proceso de producción.

Formación de la hoja de papel

  • g. En el recipiente rectangular que contiene agua, introducir 6 litros aprox de pulpa como base de inicio. Luego volcar la cantidad de pulpa a ser recogida con el cernidor formato A4 para la confección de 1 hoja. Se calcula ¾ litros de pulpa por cada hoja formato A4 de grosor medio-fino. La cantidad de pulpa por hoja depende del tamaño de su recipiente y de la cantidad de agua existente en el mismo. Con la práctica y observación, Ud. Irá ajustando las cantidades para que las hojas en producción le queden del mismo grosor.
  • h. Se recoge la pulpa introduciendo el formador-cernidor confeccionado previamente agarrándolo con las dos manos de los lados por los marcos de madera (ver más adelante la forma de construcción; este formador consiste en un marco de madera tamaño A4 que se apoya sobre un cernidor tamaño A4: son del mismo tamaño)
  • Para introducirlo en el recipiente con pulpa, observe que la malla del cernidor esté hacia arriba y nunca agarrar la malla. También remueva el agua con pulpa del recipiente antes de introducir el cernidor. Puede suceder que la pulpa esté depositada en el fondo; si esto sucede Ud. no recogerá la suficiente cantidad para formar su hoja
  • Se sumerge el formador hasta el fondo del recipiente con pulpa.
  • i. Luego de sumergido el formador de hoja, se lo retira del agua levantándolo de forma ascendente y recto (no inclinarlo, ni sacudirlo abruptamente), dejando que el exceso de agua chorree. Ud. Ha obtenido la pulpa-hoja.
  • j. Se apoya el formador-cernidor (que ahora contiene la pulpa) en la mesa de trabajo o en uno de los ángulos rectos de nuestro recipiente y con mucho cuidado se retira el marco de madera del cernidor. Ahora ud tiene ante sí la pulpa hoja reposando sobre la malla del cernidor.
  • k. Se deja caer sobre la pulpa aún apoyada en la malla del cernidor, una hoja de entretela humedecida (no empapada). La operación consiste en cubrir toda la pulpa, incluso el marco del cernidor (la entretela debe ser un tanto más grande que el cernidor). La manera más fácil es comenzar por uno de los lados del cernidor y seguir el movimiento de manera que quede cubierta toda la superficie. No deben quedar arrugas ni globos; de ser así no corrija estirando la entretela, déjelo así o vuelva a realizar la operación retirando la entretela y colocándola nuevamente. Es un paso que se hace con delicadeza. No tenga miedo, déjela caer por uno de los extremos.
  • l. Sobre la felpa que tiene a un lado del recipiente, voltee el cernidor conteniendo la pulpa y la entretela. La entretela que recubre la pulpa ahora debe de quedar contra la felpa y el cernidor arriba de esta. (Ud dio vuelta el cernidor respecto de cómo lo retiró del agua). No tenga miedo, no se deprende inmediatamente.
  • m. Quite el exceso de agua con una esponja, presionando la esponja contra la malla del cernidor.
  • n. Levante levemente todo el cernidor (que tiene adherida la pulpa y la entretela), incline un lado y de un pequeño golpee solo con un lado del cernidor contra la mesa donde se apoya la felpa. Así se logra que se desprenda la entretela y la pulpa de papel del cernidor. Muchas veces, si Ud ha quitado todo el exceso de agua con la esponja, la entretela y la pulpa adherida a esta caen sobre la felpa apenas se levanta el cernidor.
  • o. Luego de este paso, Ud debe de tener a la vista la pulpa de papel apoyada sobre la entretela que reposa sobre la felpa. Deje el cernidor a un lado y tome otra entretela humedecida.
  • p. Deje caer la nueva entretela sobre la pulpa de papel. Le va a quedar una especie de sándwich compuesto por: entretela, pulpa, entretela.
  • q. Pase un cepillo de cerdas flexibles sobre la entretela superior de este sándwich de entretela y pulpa de papel.
  • r. Tomelo con cuidado por las puntas superiores y cuélguelo con palillos.
  • s. Deje secar por aproximadamente 24 horas en un lugar seco y ventilado (no a la intemperie)
  • t. Descuelgue una vez seco y desprenda con cuidado las hojas de entretela de la hoja de papel reciclado.
  • u. Prense

Lista de materiales. Armado de equipo para el reciclaje de papel

  • papeles de desecho
Equipo de reciclado:
  • Recipiente rectangular (el tamaño varía dependiendo del formato de la hoja a lograr),
  • Entretela (es el material que se utiliza para dar forma a los cuellos de las camisas; no usar la entretela que se usa para pegar). En caso de no conseguir entretela, utilizar algún fieltro suave y muy fino.
  • Palillos de colgar ropa
  • Licuadora
  • Prensa
  • Toallas
  • Cepillos
  • Esponjas
  • Jarras para introducir pulpa en recipiente
  • Baldes para remojar papel de desecho cortado y para colocar pulpa a ser utilizada
  • Cernidores.
Para los cernidores:
  • listones de madera (1.5 a 2 cm de espesor), malla de fibra de vidrio, engrampadora para madera, grampas, clavos, martillo, barniz, pincel, cinta resistente al agua.
  • Armar 2 marcos de madera del tamaño deseado para la hoja. Los marcos deben de ser exactamente iguales.
  • Cuide que las medidas del interior del marco sean las correctas; por ejemplo para lograr hojas formato A4, el interior del marco tiene que tener la dimensión de la hoja A4, el tamaño total del marco es mayor.
  • Pinte con barniz los marcos; así los protege del agua.
  • Uno de los marcos va a ser transformado en cernidor. Para esto utilice la malla de fibra de vidrio (las mallas de plástico se estiran demasiado).
  • Cortar un trozo de malla de un tamaño superior al marco; deje que sobre unos 5 cm por cada lado.
  • Engrampe unos de los lados de la malla al marco; no engrampe la parte superior de la madera, sino que por los lados, los costados.
  • Estire a más no poder y engrame el otro extremo. Haga lo mismo con los otros lados. La idea es obtener un cernidor bien tenso.
  • Para proteger los bordes del cernidor y enmarcar la hoja, pase una cinta resistente al agua sobre los bordes del cernidor, por los lados (donde ha engrampado) y por el lado superior.
Ahora tienes el cernidor y el marco del mismo tamaño. Coloca el marco sobre el cernidor. Observa que la malla está orientada hacia arriba, tal cual como la construíste. Esta es la forma de introducirlo en el agua para recoger la pulpa.

Características técnicas


Según el uso al que vaya dirigido, necesita unas características técnicas específicas. Para ello se miden las cualidades del papel. Las más comunes son:
  • Peso - Gramaje:
Peso en gramos por unidad de superficie (g/m2). Antiguamente se medía por el peso de una resma, una docena de docenas de pliegos, siendo cada pliego del tamaño de 8 hojas, del antiguo tamaño folio (215mm x 315 mm). Actualmente, la resma tiene el valor de 500 hojas.
  • Longitud de rotura: Se mide la cantidad de papel (en miles de metros) necesaria para romper una tira de papel por su propio peso.
  • Desgarro: Resistencia que ofrece el papel a la continuación de un desgarro.
  • Resistencia al estallido: Resistencia que ofrece el papel a la rotura por presión en una de sus caras.
  • Rigidez: Resistencia al plegado de una muestra de papel.
  • Dobles pliegues: Cantidad de dobleces que soporta una muestra hasta su rotura.
  • Porosidad: Se mide la cantidad de aire que atraviesa el una muestra de papel.
  • Blancura: Grado de blancura.
  • Opacidad: Es la propiedad del papel que reduce o previene el paso de la luz a través de la hoja. Es lo contrario a la transparencia.
  • Estabilidad dimensional: Diferencia en mm de una muestra seca y la misma muestra una vez se ha sumergido en agua.
  • Ascensión capilar: Altura en milímetros que alcanza el agua en una muestra parcialmente sumergida.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top