728x90 AdSpace

 

Incluir plantas dentro de los espacios del hogar ayuda a crear un ambiente más agradable, disminuye el estrés, incide en la reducción de polvo en el aire, dióxido de carbono, y algunos gases perjudiciales; además de resultar un lindo recurso decorativo.

Aspectos a considerar para el cuidado de plantas de interior.
  • En primer lugar deben elegirse las especies que mejor se adapten al ambiente del hogar, con sus diferentes niveles de temperatura, luz y humedad. Antes de optar por el tipo de planta hay que asesorarse sobre los cuidados que requiere, por ejemplo la frecuencia de riego si se trata de especies tropicales, ya que si no se cuenta con tiempo suficiente para proporcionarle tal recurso es mejor elegir otro ejemplar cuya demanda de humedad sea menor.
Al situar las plantas, tener en cuenta:
  • Cerca de las ventanas conviene colocar aquellas que necesitan mucha iluminación.
  • No es aconsejable cambiar muy a menudo la ubicación de la planta.
  • Es importante poner al ejemplar lejos de equipos de calefacción y estufas.
  • Dependiendo de la habitación y del tipo de planta, se pueden colocar en pedestales -en caso de especies colgantes, o aquellas que se desee situar en un lugar más visible-, o en macetas colgantes –en grandes espacios o junto a una ventana.
En el salón principal de la casa las plantas deben proporcionar elegancia y enriquecer el ambiente. El color de las flores también influye en esa percepción; el rojo y amarillo sugieren vitalidad, el rosa brinda tranquilidad y romanticismo, y el color blanco aporta luminosidad y tiende a agrandar el rincón en el que se coloca.
Al momento de elegir el tipo de planta, hay que recordar que el microclima de este sector de la casa se caracteriza por su aire con poco contenido de humedad, buena iluminación y temperaturas moderadas en invierno.

En los dormitorios es aconsejable colocar especies que brinden calma como Begonia, Orquídeas o Violeta africana.
Si se desea poner plantas en el baño, optar por aquellas que requieren alto contenido de humedad.
La cocina es un ambiente que cuenta con buena iluminación, alta proporción de humedad y temperatura relativamente alta –aunque esta puede ser variable-, también se registra la presencia de humo y olores y hay corrientes de aire frecuentes.

Un buen recurso es aprovechar para tener diferentes clases de hierbas aromáticas y de esa forma disponer de ellas para la preparación de las recetas.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top