728x90 AdSpace

 

Celebrar el cumpleaños de un niño es todo un acontecimiento, deseamos que todo quede perfecto, pero hay que tener en cuenta los pormenores, sobre todo si quieres hacerlo todo tú mismo. Los primeros aniversarios de tu niño son especiales, tanto para él como para los padres y el resto de la familia. Aunque ellos aún no saben definir qué es lo que acontece, saben que es algo extraordinario y eso los emociona y les hace tejer fantasías al respecto.

Si pretendes agasajar a tu hijo ese día tan especial, ten en cuenta alguna de las propuestas que ponemos en tus manos para que todo quede tal como lo soñaste.
En el caso de que el homenajeado sea muy pequeñín, es habitual celebrar la fiesta para los adultos. Si en tu círculo de amistades y en la familia escasean los niños, quizás sea mejor que hagas una fiesta para grandes, con algunos niños. Si optas por esta fiesta, el horario y los comestibles que ofrecerás deben diferir de una celebración concebida sólo para los más pequeños.

Si tu hijo asiste a un jardín infantil o guardería y entre tus amistades y familiares hay una buena cantidad de pequeños, lo perfecto es que planifiques una fiesta dedicada enteramente a ellos. Debes preparar alimentos nutritivos y ligeros, además de planificar la celebración para horas tempranas.

La tarta

  • Para consagrar la celebración, no puede faltar la tarta y que tu pequeño sople las velitas. Procura que el decorado de la tarta incluya algún componente distintivo de tu hijo, puede ser alguno de sus personajes preferidos, un carrito, el emblema de su equipo, en fin esto depende de las preferencias de cada niño.
  • Sin lugar a dudas en los mercados encontrarás variedades de tartas, capaces de satisfacer los gustos más exigentes, pero no pueden sustituir las emociones que te aportará preparar una muy especial en casa, con la ayuda de tu hijo, quien se sentirá dichoso de poder colaborar en la preparación de tan importante evento.
Para la diversión
  • Debes preparar variados juegos y actividades para lograr satisfacer a los niños de diversas edades. Puedes habilitar un rinconcito con mesitas decoradas con vasijas repletas de confituras donde los pequeños puedan armar juguetes, colorear, dibujar.
  • Algo que divierte mucho a los niños son los disfraces, puedes confeccionarlos tú misma en casa con lo que tengas a mano y hasta sugerirle ideas a tus amigos para que disfracen a sus hijos. También puedes adquirir algunos artículos divertidos que los niños te agradecerán.
  • Puedes organizar competencias de habilidades donde premies al ganador. Invitarlos a decorar su rostro como payasos, flores, gatos, o cualquiera de las opciones que existen para maquillar a los niños.
  • Complementa la fiesta con música infantil bien seleccionada. Todo esto le dará un toque especial y los niños la recordarán alegremente.

Cómo decorar el salón

  • Por supuesto que no puede faltar en la decoración globos de diferentes formas y colores, selecciónalos teniendo en cuenta la armonía con el resto de los elementos que vayas a utilizar, a los niños les encanta.
  • Utiliza vasos, platos y mantelitos desechables, puedes adquirir algunos de los que se comercializan decorados con temas infantiles con gran aceptación por parte de los niños, o simplemente elabora tus propios manteles en papel y con la ayuda de tu hijo puedes decorarlos a su gusto.
Coloca cestas con golosinas en cada mesita para que los niños escojan los que desean, las cestas también por su colorido forman parte de la decoración del salón.
La preparación de la fiesta con la ayuda de tu hijo, lo hace sentir mucho más importante y agasajado, de seguro la recordará con alegría por muchísimo tiempo.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top