728x90 AdSpace

 

Los accidentes domésticos ocupan un lugar importante dentro del total de accidentes que se reportan anualmente. Y es que dentro de nuestras propias casas estamos expuestos a riesgos diversos que no sabemos apreciar en su justa medida debido a que estamos acostumbrados a convivir con ellos sin que suceda nada.

Pero la mayoría de los accidentes que puedan ocurrir en el ambiente hogareño casi siempre pueden prevenirse si tomamos las medidas pertinentes. Recuerda que los accidentes no son ni tan inevitables ni tan accidentales. Dentro de los accidentes domésticos que ocasionan mayor daño a nuestra integridad física están los causados por el fuego, el calor y la electricidad.

El fuego y la calefacción son parte importante de nuestra vida cotidiana y no podemos prescindir de ellos. La cocina, los calentadores, la calefacción, el hábito, las instalaciones eléctricas y los combustibles, son agentes potencialmente peligrosos si no se tiene la precaución debida en su utilización y mantenimiento.
A continuación te vamos a dar una serie de consejos prácticos para minimizar los riesgos de ocurrencia de quemaduras y electrocución.

Quemaduras

  • No dejes acumular desperdicios combustibles en ningún rincón de tu vivienda.
  • Que los fumadores se aseguren de haber apagado completamente la colilla del cigarrillo al apagarlo, vaciar frecuentemente los ceniceros.
  • No fumar cuando esté acostado en la cama o sofá.
  • Poner las cerillas lejos del alcance de los niños.
  • Asegurarse de que el garaje o cualquier otro sitio del hogar este libre de trapos mojados con combustible.
  • No dejar los depósitos de basura cerca de fuentes de calor o donde exista fuego.
  • Almacenar los combustibles en un lugar ventilado, alejado de fuentes de calor y si es posible en algún sitio alejado de la edificación central de la vivienda.
  • Los equipos que conservan el calor después de usados como la plancha, soldadores y sopletes deben almacenarse en sitios de material no combustible.
  • Tener en la casa disponible extintores de espuma para sofocar incendios de material no eléctrico, y de CO2 para incendios provocados por electricidad.

Electricidad

  • Alejar los cables de equipos eléctricos de fuentes de calor como las tuberías y radiadores de la calefacción.
  • No manipular equipos eléctricos cuando nos encontremos pisando suelo mojado o húmedo o con las manos húmedas.
  • No poner cables eléctricos bajo la alfombra ni atravesando pegados a los marcos de puertas y ventanas para evitar su daño físico.
  • Comprobar la confiabilidad de enchufes y tomacorrientes antes de conectar cualquier equipo.
  • Nunca tirar del cable para desconectar el equipo de la corriente, hágalo por la parte aislante de la espiga conectora.
  • Si en la casa hay niños pequeños tape los tomacorrientes con espigas falsas para evitar que puedan introducir cualquier objeto por los orificios.
  • No dejar la plancha eléctrica encendida sin supervisión.
  • Revisar que todo equipamiento eléctrico que se adquiera tenga el sello de la inspección por la autoridad facultada.
  • Cambiar inmediatamente cables con el aislamiento en mal estado.
  • No realizar trabajos eléctricos en su hogar si no tiene la preparación necesaria, acuda al personal especializado.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top