728x90 AdSpace

 

Se puede conseguir darle un interesante aspecto antiguo a un pequeño mueble o a un accesorio, con esta simple técnica de decoración con acabado agrietado que vamos a brindar. No se necesitan especiales habilidades para transformarlos en un santiamén en una reliquia.

El acabado agrietado es una forma muy sencilla de dar carácter y edad a un mueble nuevo y a los accesorios. Es la más fácil de todas las técnicas de envejecimiento y permite conseguir efectos espectaculares con sólo dos capas de barniz.
  • Se empieza con una base de color liso y luego se aplica encima un barniz sintético brillante.
  • Cuando está casi seco, se da encima una capa de barniz acrílico;
  • rápidamente empiezan a aparecer grietas.
  • Se consiguen efectos diferentes con barnices distintos o con diferentes colores de pintura.
Los objetos ideales para esta técnica de decoración son las cajas, los marcos, los candelabros y otros accesorios. Es un acabado adecuado para la mayoría de las superficies (metal, madera, incluso plástico), siempre que se preparen antes adecuadamente.

Sea cual sea la imprimación que se utilice, se deben seguir las instrucciones del fabricante y comprobar que la zona que se quiere tratar esté limpia de suciedad. Existen en algunos comercios barnices agrietables, diseñados para conseguir resultados rápidos. Sin embargo, se consiguen los mismos resultados con el equipo que propongo: es muy fácil de realizar.

Para realizar esta técnica se necesita:
  1. Bote pequeño de barniz sintético.
  2. Bote pequeño de barniz acrílico (o kit de veladura agrietada).
  3. Pegamento de PVA y pincel para aplicarlo.
  4. Papel de lija fino.
  5. Esponja.
  6. Dos pinceles de 13 mm.
  7. Pintura al óleo de artista de color verde medio.
  8. Pintura al óleo de artista de color ocre oscuro.
  9. Trapo.
  10. Tijeras.
  11. Regla.
  12. Recortes de una revista o de papel de envolver.
1 Preparación:
  • Esta caja es de madera de pino barnizada, y es esencial prepararla bien antes de decorarla. Sacar el barniz con papel de lija fino o con quita pinturas y luego hay que limpiar la superficie con un trapo húmedo, para asegurar que la superficie quede completamente limpia de polvo. Si se trabaja con una madera sin barnizar, tratar primero los nudos (ver buenas ideas) para evitar que rezumen resina y estropeen el resultado final.
  • Poner un poco de óleo de artista en un plato. Con un trozo de esponja, aplicar la pintura a la caja, en la dirección de las vetas y frotando para que la pintura se distribuya de un modo uniforme. Colorear también el marco de la puerta y limpiar las bisagras. He utilizado en este caso un verde medio, pero para lograr un efecto antiguo se puede usar cualquier color fuerte (los tonos pastel producen efectos más sutiles). Esperar hasta que la pintura se seque del todo.
  • Otra opción es usar un tinte para madera o una pintura acrílica. Aplicarlos con un pincel en la dirección de la veta y esperar hasta que se sequen completamente.
  • La caja se transforma cuando se decora con un motivo de papel recortado. Elegir un dibujo que resulte adecuado al mueble o accesorio que se está decorando. Debe guardar proporción con el objeto (ver buenas ideas). Recortar el motivo del tamaño adecuado. Aplicar pegamento de PVA al panel de la puerta y colocar con cuidado el motivo en el centro. Presionar suavemente con los dedos, desde el centro hacia fuera, para eliminar las burbujas de aire. Hay que esperar a que el pegamento se seque completamente.
  • Con un pincel, aplicar una capa de barniz sintético fina y uniforme. Para que se formen unas grietas bien repartidas y rectas, hay que aplicarlo en la dirección de las vetas de la madera. Si el barnizado no queda uniforme, mojar un trapo en disolvente y limpiar la superficie. Cuando se seque, comenzar de nuevo. Se debe limpiar el pincel con disolvente y luego con detergente. Aclararlo hasta que esté completamente limpio.
  • Antes de que el barniz se seque del todo (debe estar un poco pegajoso al tacto) aplicar con un pincel una generosa capa de barniz acrílico, en la dirección opuesta a la primera capa. Las grietas aparecerán casi al instante, así que hay que dar las pinceladas bastante deprisa y procurando que sean uniformes; cubrir la superficie de la caja de una sola vez. Poner a secar en un lugar que esté bien ventilado durante toda la noche.
  • Para que las grietas tengan un genuino aspecto "antiguo", oscurecerlas con óleo de artista en color ocre oscuro. Poner un poco de pintura en un trozo de trapo y frotar suavemente con las puntas de los dedos por encima de la superficie. Esperar a que esté casi seca y luego quitar un poco del color trabajando hacia el interior de las grietas. Frotar con un trapo limpio. Pintar el pomo, barnizarlo y colocarlo en su sitio cuando esté seco. También se puede optar por un pomo dorado. Acabar con una capa de barniz acrílico incoloro, para proteger la superficie del deterioro.

Trucos para la realización de la decoración con acabado agrietado

  • Si se desea que las grietas tengan bastante profundidad, se debe acelerar el proceso de secado con el aire caliente de un secador de pelo. Mover el secador encima de la superficie hasta que se seque.
  • Para estimular el oscurecimiento de las grietas, utilizar betún para zapatos marrón, en lugar del óleo de artista. En este caso, hay que omitir el paso 6. Frotar por encima de la superficie un poco de betún con un trapo limpio, en sentido circular. Frotar a continuación con otro trapo limpio para sacarle brillo, hasta que la superficie quede limpia y algo brillante.
  • Cuando se aplique la primera capa de barniz, procurar que la superficie de trabajo esté plana, porque el barniz podría gotear por tos lados y luego se formarían unas grietas muy antiestéticas.
  • Si la primera capa de barniz se aplica en sentido circular de manera poco uniforme, las grietas quedarán también irregulares y en forma circular. Éste es un efecto diferente, que también puede resultar bonito. Probarlo en un trozo de madera.
Buenas ideas:
  • Para decorar la caja se puede utilizar cualquier dibujo o fotografía. Por ejemplo, alrededor de la caja puede quedar muy bien una cenefa, y cualquier recorte sacado de una revista, una postal, una fotografía o un papel pintado puede quedar muy bonito en el panel central. Se pueden recortar dibujos sueltos o bien poner uno grande en el centro del panel.
  • Para este tipo de trabajos, resultan muy adecuados los antiguos cromos infantiles, los grabados sobre temas naturales como conchas, flores, pájaros o mariposas y las fotografías antiguas, especialmente en blanco y negro.
  • Los nudos de la madera nueva rezuman resina pegajosa de color ámbar al cabo del tiempo y, si no se tratan del modo adecuado, aparece en la superficie manchándola. Para evitarlo, aplicar un sellador especial que se encuentran en los centros de bricolaje.
  • Para sellar la madera nueva, aplicar una capa de selladora sintética o acrílica.
  • Si se utilizan pinturas de artista al óleo como colorante, se pueden aplicar directamente sobre la madera sin tratar.
  • Si se quiere que el objeto tenga el aspecto de una valiosa antigüedad, se debe barnizar la superficie original con las dos capas descritas y luego frotarla con un poco de óleo de artista de color, para hacer destacar las grietas.
  • Una base de color rojo fuerte, verde o amarilla, queda especialmente bien si se trata de esta manera. Por otro lado, si se utilizan como base colores pastel y luego se pasa una capa de crema dorada, las grietas adquieren un color dorado. Se puede conseguir un efecto suave o llamativo.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top