728x90 AdSpace

 

La palabra bonsai es de origen japonés y se forma de dos palabras: ¨bon¨ , que significa recipiente, plato, escudilla, el vocablo ¨sai¨, cuyo significado es naturaleza. Por lo que la palabra bonsái viene a ser algo así como ¨ naturaleza en un recipiente ¨.
Este arte se basa en la siembra de plantas y árboles de cualquier especie en vasijas pequeñas. Para esto se utilizan técnicas de podadura, periódicos transplantes y procedimientos de alambrado, con el objetivo de conservar las raíces de mínimo tamaño y por tanto una planta a escala reducida.

Este procedimiento milenario demanda largas horas de práctica y mucha paciencia. La técnica para hacer bonsáis en casa raya con el arte. Sus maneras y medios semejan más a los de un artesano que a los de un jardinero. Es posible adquirir estos diminutos árboles plantados en sus macetas, en viveros o tiendas de jardinería, y por tu parte solo quedará el cuidado posterior para conservar el bonsái frondoso, pequeño y lozano.

Para mantener un bonsai en casa correctamente cuidado te recomiendo:
  • Destinar varios minutos diariamente a su cuidado acostumbra a ser más fructuoso que dedicarle varias horas o todo un día una vez por semana.
  • Controla el adecuado grado de humedad de la tierra donde está plantado.
  • Revisa cuidadosamente el color y textura de las hojas del bonsái.
  • Respeta los períodos en que se deben realizar las actividades como la poda y el trasplante.
  • No cambies de lugar tu bonsái para que no se estrese y pueda realizar todas las funciones que normalmente realiza una planta en su hábitat natural.
  • Prevén el crecimiento de musgos u otras plantas en la tierra donde está plantado tu bonsái. Tener otras plantas compitiendo por el oxígeno que absorben a través de las raíces, puede debilitar tu planta. También provoca que se eleve la humedad a niveles no deseados.
  • Sitúa siempre los bonsáis en lugares con abundante iluminación natural el mayor tiempo posible. La carencia de esta provoca daños considerables a la planta. Cambios de coloración, poco florecimiento y desprendimiento no natural de las hojas, son algunas de las consecuencias que provoca una mala iluminación.
El cuidado de un bonsai en tu hogar constituye una actividad muy meticulosa y gratificante. Lindando con lo artístico, los resultados nos hacen enorgullecernos tal cual un artista con su obra terminada. Atender diariamente de manera especial a estas plantas nos hace reforzar nuestro vínculo con la madre naturaleza.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top