728x90 AdSpace

 

Los pisos de madera son una elección muy acertada para el hogar, ya que aportan una característica sensación de calidez al ambiente, además de su efecto decorativo.
Es muy importante que sean colocados por personal idóneo, con los materiales y la terminación adecuada. Para conservar correctamente el parquet, pueden tomarse una serie de medidas sencillas, pero que hay que tener en cuenta habitualmente.

Este tipo de pisos lleva un proceso que tiene como objetivo su protección, ya sea a través de barniz, laca u otros productos, sin embargo las actividades cotidianas y agentes ambientales pueden hacer que se deterioren con mayor o menor rapidez.
Para la limpieza diaria, es preferible utilizar la aspiradora, en vez de escobas o cepillos que pueden llegar a rayarlo; la higiene con un paño húmedo es suficiente, cuidando que no quede exceso de agua, y la limpieza habitual con ceras específicas para estas superficies completa el aseo.

La proporción de humedad en el ambiente es un factor muy importante, ya que si existe un alto porcentaje, puede llegar a deformar los segmentos de madera y contribuir a que surjan manchas de color oscuro.
Hay que evitar que el agua (o cualquier líquido) llegue a la madera y permanezca allí, secándola con un paño limpio o papel absorbente lo más rápido posible, y en caso de que escurra entre las uniones se puede utilizar un secador.

La excesiva sequedad también produce un efecto perjudicial ya que posibilita el cambio de tamaño y el movimiento de cada madera, por lo que algunos expertos recomiendan el uso de humidificadores; lo ideal es un nivel de humedad entre 35 y 65%. Los rayos solares sobre el parquet provocan decoloración, entonces hay que evitar su incidencia directa.

Pequeñas piedras o fragmentos de materiales provenientes del exterior frecuentemente se adhieren al calzado, por lo tanto es conveniente colocar tapetes para limpiarse antes de ingresar; no es muy adecuado el uso de zapatos con tacones muy finos porque pueden producir marcar.
Debajo de los muebles que estén sobre el piso, y en las patas de sillas y mesas se recomienda poner trozos de género como el fieltro para que al desplazarlos no estropeen el piso; las alfombras en las zonas de mayor tránsito son ideales.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top