728x90 AdSpace

 

casas prefabricadas
En sus tiempos las casas prefabricadas no tuvieron mucha aceptación entre los consumidores, pero en la actualidad, con los avances tecnológicos que han ampliado el diapasón de posibilidades que ofrecen este tipo de viviendas.
Su popularidad ha ido creciendo y hoy por hoy constituyen una buena solución para todo aquel que está pensando en adquirir una vivienda para establecerse.

Lo primero que diferencia a una casa prefabricada de otra común es su técnica constructiva. Una casa de las corrientes se inicia con la colocación de los cimientos y vigas que soportarán en resto de la estructura. Esto requiere de una considerable cantidad de personas realizando el trabajo y de un tiempo prolongado para su ejecución que puede tomar incluso largos meses.

Por el contrario, las casas prefabricadas son pre elaboradas en la línea de producción de una industria siguiendo un diseño predeterminado. De ahí salen grandes paneles y estructuras que luego serán unidas “in situ” por medio de mecanismos especiales de sujeción que irán conformando la vivienda que finalmente se fijará al cimiento antiguo de otra casa u otro especialmente creado para la futura vivienda prefabricada.

Ventajas de este tipo de construcción

Su construcción, o más bien ensamblaje es un proceso totalmente automatizado, por lo que el tiempo que toma terminar una casa prefabricada en considerablemente inferior al de una vivienda normal. Desde que realizas el pedido hasta que puedas mudarte a tu nueva casa transcurrirán a lo sumo 2 meses como máximo.

Las casas prefabricadas son más baratas. Te permitirán economizar entre un 5 y un 25 % de lo que te costaría comprar una casa corriente. La producción mecanizada y automatizada de las piezas que la componen y el uso de materiales de calidad comprados al por mayor con descuentos, abarata los costos de producción y por ende el precio total de la casa.
El riesgo de atraso de la ejecución de la obra por causas climáticas, acción vandálica y otros factores se reduce al mínimo ya que una buena parte de la obra se realiza dentro de una fábrica exenta de estos riesgos.

A diferencia de la opinión generalizada de los consumidores este tipo de vivienda es más resistente que las corrientes ya que sus diseños incluyen protección contra eventos telúricos, huracanes y fuentes vientos, impactos y otros eventos y accidentes naturales. En las zonas donde es frecuente la ocurrencia de desastres naturales, este tipo de construcción es el más utilizado, no solo a su mayor grado de protección, sino también a que en el peor de los casos su rehabilitación resulta más económica.

Consejos para comprar una casa prefabricada


Si este artículo ha logrado que te decidas por adquirir una vivienda prefabricada, lo primero que deberás tener en cuenta es el fabricante que vas a escoger, consulta testimonios de los clientes antes de la decisión final.

Por otro lado, no debes preocuparte de la lejanía de la empresa seleccionada del lugar donde quieres erigir tu casa, normalmente estas compañías cuentan con la infraestructura necesaria para poner tu casa prefabricada donde la necesites. Escoge el diseño de casa que más te guste dentro de los que ofrecen, o personaliza uno a tu medida.
Paralelamente con la realización del pedido, deberás contratar a la empresa constructora local que se encargue de la recepción del envío y ejecute la obra. En un tiempo que no se extenderá más allá de dos meses, tendrás tu casa nueva lista para habitarla.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top