728x90 AdSpace

 

Recordando aquel año de intercambio en Suiza, muchos de los recuerdos que me llegan son referentes a platos que probé, y que muchas veces ayudé a preparar. Este es el caso de este suave y esponjoso pan. Muchas mañanas me levantaba y en la mesa para el desayuno me encontraba rodajas de él, como acompañante tenia la mantequilla, mermelada, nutella, infinidad de quesos. Aquí les traigo esta sencilla receta para preparar un pan casero y muy sabroso.

Ingredientes para 2 panes

  • 500 gr de harina
  • 1 ½ Cucharadita de Sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 60 gr de mantequilla suave
  • 15 gr de levadura
  • 300 ml de leche
  • 1 huevo
Preparación:
  • En 50 ml de leche disolvemos la levadura con el azúcar, aparte en un bol colocamos la harina y abrimos un hoyo, como un volcán. Luego agregamos la levadura disuelta en el centro del bol, tapamos y dejamos en un lugar templado hasta que la levadura espume aproximadamente unos 20 minutos.
  • Pasado este tiempo nos dispones a agregar el restante de leche y mantequilla mezclamos un poco y agregamos la sal (nunca directamente a la levadura), seguimos mezclando hasta obtener una masa elástica, y que no se pegue a la mano, que sea manejable.
  • Tapamos la masa y la dejamos reposar por aproximadamente 1 hora o hasta que duplique su tamaño. Luego de pasado este tiempo dividimos la masa en cuatro partes iguales y estiramos los trozos. Colocamos una de las tiras en forma vertical y la otra en forma horizontal como creando una cruz y procedemos a tomar la punta superior de la tira vertical y la colocamos hacia abajo y la punta inferior de la tira vertical la llevamos hacia arriba y hacemos el mismo procedimiento con la tira horizontal hasta formar un trenzado.
  • Repetimos el procedimiento con las otras dos tiras y tapamos por media hora más para que levante nuevamente. En un envase pequeño batimos el huevo y este se lo aplicaremos con una brochita por encima de la masa, esto para que el pan dore en el horno. Metemos los panes en el horno a una temperatura de 220°C por unos 35 a 40 minutos. Sacamos del horno y dejamos enfriar para poder rebanar en rodajas. Este pan untado con mantequilla y mermelada es perfecto, pero se puede acompañar con embutidos y nutella si así lo desea.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top