728x90 AdSpace

 


No hace falta tener un jardín grande para instalar una pérgola ya que contamos con distintos tamaños que se adecúan a nuestras posibilidades. A veces tenemos un patio pequeño al que no damos uso cuando podríamos estar disfrutando de cenas de sobremesa en un ambiente único, por eso os traemos varias ideas para que las puedas implementar.

Si, como hemos dicho, tu jardín o patio es pequeño, utiliza pérgolas de líneas sencillas, como las fabricadas en hierro forjado, que con sus barras finas no darán un aspecto saturado al espacio. También en espacios pequeños tratar que la pérgola no tenga el techo muy grande, bastará con uno liso, que aunque es menos vistoso ayudará a la armonía que buscamos.

Si por el contrario tienes más espacio disponible recomendamos un cenador con cama incluida para disfrutar de momentos de intimidad. Algunos cenadores y pérgolas de lujo además incluyen patas anchas donde poder enredar flores y buganvillas, que dejarán tu jardín precioso en primavera.
Al instalar este tipo de elementos en un espacio exterior hay que tener muy en cuenta el tipo de materiales insistiendo siempre en que estén tratados para el mal tiempo (la lluvia estropea muchos metales si no se les ha barnizado bien).

Y miraremos también que las mesas y sillas que compremos sean resistentes ya que es muy incómodo tener que ir trasladando de un lado a otro todo lo que instalemos.
Así pues, si contáis con un poquito de espacio, ¿a qué esperas para instalar tu pérgola?

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top