728x90 AdSpace

 


Para lograr un ambiente agradable en los espacios del hogar, existen variados recursos, los cuales adaptar a los gustos y necesidades del momento. La opción de los espejos como artículos decorativos es muy utilizada, y de manera característica puede decirse que brindan a las habitaciones calidez, luminosidad y amplitud, dependiendo del tamaño y marco del espejo, y del resto de la decoración presente.
Es necesario tener en cuenta los aspectos mencionados, ya que de ello dependerá el efecto resultante.

Es posible elegir artículos de pared, de pie o incorporarlos a diferentes muebles como placards o aparadores; por otra parte la variedad de marcos y adornos que pueden encontrarse decorando los espejos contribuye a crear o acompañar el estilo predominante de la habitación.
Iluminación. La luminosidad del ambiente puede reforzarse haciendo que el espejo refleje una ventana (siempre que no proyecte la luz solar en forma directa). Para generar un buen efecto en una habitación sin ventanas algunos expertos recomiendan colocar varios espejos de pequeño tamaño juntos.

  • Amplitud. Los espacios reducidos encuentran en los espejos una buena herramienta para crear la sensación de extensión. Es un recurso interesante ubicar un espejo de cierto porte en una de las paredes, mejor aún si no tiene marco.
  • Profundidad. Relacionado al punto anterior, y también con el aspecto meramente decorativo, colocar espejos dentro de los muebles con estantes realza los objetos que allí se encuentran.
  • A tener en cuenta: se debe procurar que los espejos no reflejen áreas vacías o aquellos lugares que se desea mantener fuera de la vista. Otro punto importante es cuidar de colocarlos en sitios seguros y adecuadamente fijados.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top