728x90 AdSpace

 

frutales
Siempre es bueno, si tus condiciones habitacionales lo permiten, tener algunas plantas en casa, sean de jardín, maderables o frutales. Si tú prefieres cosechar frutas es importante que conozcas sus características y el bien que te reportan al comerlas, pues muchas veces sentimos preferencia por un determinado fruto y desechamos otros sin valorar que, con esta actitud, le quitamos al cuerpo alimentos ideales que fortalecen y sanan.

Los nutrientes naturales que aportan jamás serán comparables con los medicamentos, los cuales se fabrican mediantes procesos químicos y, la mayoría, trae aparejados daños colaterales por mínimos que sean.

Si te gusta el mango y tienes un árbol de este tipo en casa vale que sepas que además de ser agradable al paladar, es muy beneficioso por tener grandes cantidades de vitaminas A, B, C y E, lo mismo que de ácido fólico y minerales como el yodo, hierro y potasio. Estas propiedades te ayudan, de manera natural, a que limpies tus riñones y los intestinos, mejore el estado de tu piel y el proceso digestivo. Al comértelo, te haces un regalo saludable. Otro fruto, que no siempre es preferido por su sabor, es el tamarindo. Sin embargo, el jugo de sus hojas, mezclado a partes iguales con yogurt, elimina las irritaciones urinarias. También se afirma que una champola o refresco facilita bajar la presión y, en dulce, es efectivo en caso de hepatitis.

Cultivar tu jardín, sea con flores, plantas frutales o medicinales es más que un hobby o un placer por placer. Siempre es bueno estar bien informado de las utilidades que te brindan y de los apuros que pueden sacarte en determinados momentos.

El limonero es otro árbol de los frutales muy valioso y su fruto, el limón, tiene usos muy variados que evitan o curan enfermedades, a la vez que previenen otras. Su contenido de vitamina C lo hace favorito, diluido su zumo en miel de abeja, para los resfriados o los estados gripales. Otros remedios caseros cometan que su jugo, en cantidades iguales con el de cebolla, corta el vómito y la diarrea. Y que la cáscara seca y triturada hasta convertirla en polvo, diluida en agua de azúcar, quita la depresión.

¿Adornas tu patio con el Jobo? Positivo, puede servirte para combatir la epilepsia haciendo con sus hojas una infusión, que igualmente actúa sobre la fiebre ya que es sudorífica, y en las llamadas úlceras atónicas.
Cuando vayas a sembrar o renovar tu jardín con ese hermoso mundo “verde” que ya muy pocos ignoran, defiende siempre la idea de que cultivarás los más beneficiosos para tu salud y tus dolencias conocidas. Tu hogar, con un retablo natural –medicinal, te ayudará a ti y a tu familia a vivir de una manera más saludable. Regarlo diariamente puede también ser un momento de reencuentro y felicidad para todos, sin salir de casa.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top