728x90 AdSpace

 

Entre mis placeres favoritos se encuentra el de tomar una enorme taza de chocolate con churros. Y como son muy sencillos y fáciles de preparar los hago yo mismo en casa. De esa forma garantizo que estén bien calientitos y crujientes.

Como me gusta compartir las cosas buenas de la vida con todos te voy a enseñar cómo hacerlos. Puedes ir a cualquier supermercado a buscar los pocos ingredientes que lleva esta receta de churros.


  • Cómprate un kilo de harina y litro de leche. Los churros se pueden preparar con agua pero con leche son más sabrosos
  • La proporción de harina y líquido es de 1 a 1. Es decir que se prepara la mezcla a partes iguales de líquido y harina.
  • Calienta la leche (o el agua) en un recipiente adecuado y agrégale sal a gusto. Para un litro yo utilizo una cucharadita rasa.
  • Cuando la leche esté a punto de romper a hervir, comenzamos a agregar poco a poco la harina y revolver continuamente con una cuchara de madera y siempre en el mismo sentido de rotación, para que se mezcle bien. 
  • Ve adicionando toda la harina y removiendo hasta que logres una mezcla homogénea, sin grumos y espesa.
  • Calienta en una sartén medio litro de aceite, cuando esté bien caliente empieza a echar los churros en él en forma de espiral hasta cubrir toda la superficie del aceite en la sartén. 
  • Sácalos cuando se pongan doraditos y córtalos en trocitos. 
Ahora viene la parte de darle la forma al churro.
  • Como es poco probable que tengas una churrera en casa te digo cómo lo hago yo y me salen fenomenales. Búscate un embudo de los que se usan para adornar con merengue las tartas, llénalo con la mezcla.
  • Así calientes polvoréale encima azúcar a gusto. 
  • Busca la taza de chocolate, acomódate en tu asiento, enciende la TV y disfruta de tu programa favorito.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

 
Top